Huesca

CORONAVIRUS

La reforma de viviendas en Huesca se dispara un 40 % por la pandemia

Tras el confinamiento, los oscenses buscan más espacio y confort en sus hogares

Tanto los trabajos en exterior como en interiores están muy demandados, y hay empresas con la agenda llena hasta después del verano.
Tanto los trabajos en exterior como en interiores están muy demandados, y hay empresas con la agenda llena hasta después del verano.
S.E.

De tanto estar en casa durante el confinamiento decretado por la pandemia de la covid-19 en marzo de 2020 a los oscenses les entraron ganas de dar un aire nuevo a sus hogares, sobre todo, con el objetivo de ganar espacio y amplitud para aumentar su bienestar.

Y a base de permanecer encerrados y de limitar las salidas por temor al coronavirus, esta tendencia ha ido a más, tanto que en las empresas que se dedican a trabajos de pintura y a reformar cocinas y baños la actividad ha repuntado en el último año en torno a un 40 %. Algunas empresas del sector aseguran tener la agenda llena hasta octubre, así que sus previsiones de trabajo son más que buenas.

La Federación de Asociaciones de la Construcción de Huesca (FAC) da fe de esta tendencia en su ‘Informe de vivienda en la provincia de Huesca de 2020’, en el que también advierte que para 2021 ya hay muchos encargos para reformas en viviendas.

Manuela Pastor, gerente de la FAC, explica que ha tenido lugar “un cambio de tendencia que no se esperaba y tras el confinamiento la gente ha variado la forma de estar en casa y ahora quieren mayor comodidad, más confort y una mejor eficiencia energética”.

Comenta que es una realidad que tras el confinamiento y durante todo el año pasado hemos permanecido mucho más tiempo en casa. “Esto ha hecho que queramos rediseñar nuestros hogares solicitando reformas que los hagan más acogedores, más prácticos y acordes a las nuevas necesidades. Los clientes han pensado en el teletrabajo, en la posibilidad de volver a estar confinados y también en la opción de hacer deporte, ganando espacios y amplitud, y se ha buscado un mayor aislamiento térmico y acústico cambiando las carpinterías”. Este tiempo en casa, dice, ha permitido que el ciudadano quiera invertir en ella, reparando, rehabilitando, pintando o decorando.

Las propuestas de reforma integral de viviendas apuestan por unir estancias para ganar amplitud.
Las propuestas de reforma integral de viviendas apuestan por unir estancias para ganar amplitud.
S.E.

“Hemos vuelto a mirar hacia nuestro hogar dándole la importancia que merece y le damos mayor valor. Se persigue una amplitud de espacios, y se trabaja tirando algún tabique para unificar estancias”, detalla la gerente de la FAC, que apunta que “el típico cambio de baños y cocinas lo ha hecho mucha gente”.

Además, en el mundo rural “se ha trabajado en muchas casas de pueblo, donde se han rediseñado bordas y pajares viejos para pasar más tiempo en estas viviendas”. Las empresas de reformas de los pueblos de la provincia, añade, “me dicen que tienen mucho trabajo en este sentido y se arreglan casas heredadas a las que hasta antes de la pandemia no se iba mucho”.

En general, este repunte ha sido toda una sorpresa para el sector. Las empresas especializadas en reformas y rehabilitación han incrementado su actividad porque “hay mucho trabajo y ha habido un cambio de tendencia que no se esperaba”.

En este sentido confiesa que cuando llegó el confinamiento hubo “cierto temor por parte de todos ya que todo se paralizó. Las previsiones no eran buenas porque además no se podía entrar a los domicilios y la legislación en este sentido fue muy desfavorable, pero a pesar de ello, la reflexión y la reacción del consumidor fue diferente a la esperada”.

En las empresas de pintura, enmarcadas también en la FAC, “ha habido igualmente mucho trabajo porque se aprovecharon los meses de verano para ello”, comenta.

Respecto a este año, recalca que la previsión es buena, debido también a la campaña de vacunación contra el coronavirus.

Así, el sector de la reforma está optimista y prevé un crecimiento para 2021 ya que piensan que se mantendrá la tendencia de “conseguir viviendas más confortables, más eficientes, más cómodas y teniendo en cuenta también las ayudas en forma de subvenciones que se esperan de los Fondos Europeos pueden contribuir a ello”.

Pero Manuela Pastor advierte que, evidentemente y hasta que se supere la crisis sanitaria y económica, esta subida tendrá lugar en las reformas en el ámbito residencial, ya que no se contempla para sectores como la hostelería y el comercio, “que han dejado estas obras en ‘stand by’ hasta que se recuperen”.

“Una barbaridad de trabajo”

Eduardo Bescós, propietario de la empresa Decor-ama Aplic SLU, dedicada a pintura y decoración y que trabaja en toda la provincia, indica que este incremento de actividad le ha permitido ampliar su plantilla.

Este empresario, que además es el presidente de los pintores y escayolistas de la provincia de Huesca y es miembro del comité de la FAC, está muy satisfecho. “La verdad es que estábamos todos preocupados debido a la pandemia, pero en cuanto a particulares y reformas en casa ha habido una barbaridad de trabajo”, asegura.

Los proyectos más solicitados en su empresa en este último año, detalla, “han sido reformas enteras, alisado de paredes de pisos, otras cosas más pequeñas como pintar habitaciones y también hemos hecho muchas fachadas de casas en pueblos”.

Para este año calcula que el trabajo va a seguir en esta misma línea y ya tiene la agenda “a tope” hasta octubre. “Todo continúa muy bien y tenemos trabajo ya programado hasta para después del verano”, dice muy contento.

Instrusismo

Eduardo Bescós advierte del instrusismo que sufre este sector de la pintura. “Intentamos luchar contra esta situación a través de la Federación sobre todo porque es muy complicado controlar la actividad de personas que no son autónomos y se dedican a pintar”, explica.

Y advierte que la calidad de los acabados y de las pinturas que utilizan los profesionales “de verdad” nada tienen que ver con las labores de quienes se dedican al instrusismo. “Aquí viene cualquiera con un bote de pintura y un rodillo y pinta un piso. Luego hay una gran diferencia en los resultados y el servicio que se presta posteriormente, claro, porque nosotros siempre vamos a dar la cara”, asegura.

Contra las tarifas de quienes se dedican por libre a los trabajos de pintura, dice, “no se puede competir”. “Igual en lugar de 1.000 cobran 600 euros por pintar un piso, pero claro es gente que ni está pagando el autónomo, ni los gastos que supone una empresa, una furgoneta, una nave...”, advierte este empresario que pide apoyo en este sentido y que “empiecen a sancionar de verdad”, aunque es algo “muy difícil” de controlar.

También desde la empresa Decorhogar Reforma, Manuel Lera indica que se ha registrado en el último año un incremento del interés por hacer reformas más amplias, “lo que viene a ser tener una cocina americana, o cocina comedor-cuarto de estar para ganar más amplitud y tener en casa la sensación de espacio porque hay mucha gente que no tiene terrazas o galerías”.

Los trabajos más demandados en esta empresa, dice, han sido las reformas integrales de pisos, “tirarlo y volver a hacerlo de nuevo. Lo que son cambios de baños, cocinas, bañeras o algún plato de ducha eso se ha seguido haciendo, pero este año ha habido un mayor volumen de trabajo para modificar viviendas en su totalidad”.

Ahora mismo, dice, tiene “tres pisos en marcha” en los que “se van a tirar tabiques, ampliar y hacer la cocina más grande, aprovechando también trozos de pasillo. Todo con mobiliario incluido porque nosotros también ponemos muebles y hasta ofrecemos un visor en 3D que te permite ver cómo va a quedar tu vivienda in situ”.

Este año, plantea finalmente, el trabajo va a seguir en esta línea “seguro”. “Hay una clara inclinación al alza, tenemos bastantes trabajos por presupuestar, otros muchos de estos últimos días y esto es continuo. Prácticamente todas las semanas va entrando un piso a reformar, seguro. De momento, tenemos hasta agosto cubierto”, concluye. 

Etiquetas