Huesca

CORONAVIRUS

Carmelo Bosque: “Por lo menos podemos salvar las comuniones de estos meses”

La hostelería reitera su petición de ampliar aforos y horarios tras el estado de alarma

Imagen de la plaza Luis López Allué en la tarde de ayer.
Imagen de la plaza Luis López Allué en la tarde de este miércoles.
Pablo Segura

La hostelería sigue reivindicando más flexibilidad en las restricciones, pese a que con las medidas anunciadas este miércoles por la consejera de Sanidad, Sira Repollés, en lo que respecta al aforo de los eventos, que se amplían a 30 personas en interior y 50 en el exterior, “las comuniones están salvadas”, expresa Carmelo Bosque, presidente del sector hostelero en Huesca y propietario de varios establecimientos de la ciudad, donde tiene programadas cerca de 60 comuniones para estos meses.

Sin embargo, Bosque considera que “las medidas no son suficientes para la hostelería”, ya que a pesar de que finaliza el estado de alarma, se elimina el toque de queda y el confinamiento perimetral de la comunidad, los aforos y horarios de los establecimientos hosteleros siguen siendo los mismos, es decir, el número de personas por mesas en el interior de los locales sigue siendo de cuatro, y en el exterior de seis. Además, la hostelería sigue con la obligación de cerrar a las 22:00 horas.

Por ello, Bosque reitera que el objetivo del sector es conseguir que se aumenten estas cifras hasta seis personas por mesa en interior y ocho en el exterior. Así mismo, considera “necesario” ampliar el horario de cierre hasta las 23:00 horas, para que los establecimientos puedan servir cenas, “algo fundamental para estos negocios, porque no podemos vivir solo de servir comidas”, denuncia.

“Queremos que nos otorguen potestad para decidir porque somos adultos”, expresa el hostelero, quien defiende que la hostelería “ha sido segura desde el primer momento”.

En este sentido, Bosque indica que a pesar de poder tener todas las mesas en el exterior, no lo llevan a cabo para poder garantizar la distancia de seguridad entre las mesas ocupadas, “y este gesto es uno de los más agradecidos por los clientes, ya que se sienten seguros y vuelven a venir”, expresa.

Por todo ello, el presidente de los hosteleros pide “libertad para decidir” una vez terminado el estado de alarma, y entiende que “todos sabemos lo que tenemos que hacer, porque nos jugamos mucho” y defiende que aquellas personas que no cumplan las restricciones sean sancionadas.

Etiquetas