Huesca

CORONAVIRUS

Los sanitarios advierten:"El estado de alarma se va pero la pandemia sigue estando"

Los profesionales altoaragoneses piden prudencia para evitar nuevos repuntes, sobre todo por la situación de las UCI

Los sanitarios avisan de que el número de vacunados, aunque vaya al alza, no es todavía suficientemente alto.
Los sanitarios avisan de que el número de vacunados, aunque vaya al alza, no es todavía suficientemente alto.
Pablo Segura

Representantes sanitarios de la provincia piden “máxima prudencia y respeto” de las normas a partir de la medianoche del sábado al domingo, momento en el que “todo queda en nuestras manos” después de que el estado de alarma deje de estar vigente tras seis meses con el fin del toque de queda y del confinamiento autonómico como cambios más relevantes. “El estado de alarma se va pero la pandemia sigue estando y el porcentaje de vacunación, aunque vaya bien, sigue bajo para librarnos del virus”. Esta es la frase que pronuncian varios de los sanitarios y que resume sus ánimos respecto a esta vuelta a cierta normalidad.

José María Borrel, presidente del Colegio de Médicos; Carmen Tosat, del Colegio de Enfermería; Ramón Boria, delegado provincial de Cemsatse, y Manuel Muñoz, vicesecretario general de Cesm Aragón, también resaltan el incremento de pacientes covid en UCI en las últimas semanas, que ha llevado a una ampliación en el San Jorge, aunque no tan profunda como en anteriores olas. Pero si los casos se disparan a partir de ahora, la situación en cuidados intensivos puede tornarse muy delicada.

“El San Jorge ha pasado de estar casi vacío en la UCI a tener 7 y Jaca está confinada”, apunta Boria. Muñoz precisa que el incremento en la ocupación de UCI por el coronavirus en la provincia “no es tan agravado como en otros momentos”, pero en los hospitales ya están preparados para la “batalla” ante un previsible repunte de casos y consecuentemente de ingresos y, aunque la letalidad haya bajado por las vacunas, también de muertos. Tosat también repara en la situación epidemiológica: “Estábamos muy bien pero ahora estamos de subida y la UCI se ha tenido que ampliar”.

Borrel lamenta “el caos mental” en el que se ven los ciudadanos. “Las disputas políticas siguen primando al interés sanitario, y eso lo pagaremos los ciudadanos, los pacientes crónicos, los que se contagien y los que vayan al paro, y además damos por normal o bueno 150 ó 200 muertes evitables cada día, pero es una barbaridad”, critica.

El presidente del Colegio de Médicos exige “sin posicionarse” que “por lo menos una Administración asuma la responsabilidad” y censura que el fin del estado de alarma sea “una medida sin consensuar en la que todos se lavan las manos y al final cargan el muerto a los jueces”.

El lío es tal, prosigue, que al final “no está claro qué se puede hacer y qué no”. Concluye admitiendo su “gran preocupación” por las muchas fiestas que teme con el fin del estado de alarma y de nuevo llama a la prudencia y a seguir las normas más que conocidas.

También Boria insiste en el cumplimiento de las medidas sanitarias porque de lo contrario “todo lo conseguido se puede ir al traste”, algo que repiten Tosat, quien hubiera preferido un fin del estado de alarma “más escalonado”, y Muñoz.

Este último, con “sentimientos contradictorios” ante el fin del estado de alarma (“miedo” pero también “ilusión por recuperar libertades” tras unas medidas “efectivas para proteger la salud”), recuerda lo ocurrido en anteriores flexibilizaciones y sentencia que “ahora queda en nuestras manos” que no se repita.

Etiquetas