Huesca

SEMINARIO

“Para el neoliberalismo solo hay derechos del capital”

Los sociólogos Ignasi Brunet y José David Moral hablan sobre sindicalismo en el seminario del Instituto de Estudios Altoaragoneses

Los sociólogos Ignasi Brunet y José David Moral reflexionan sobre el sindicalismo en el seminario del IEA.
Los sociólogos Ignasi Brunet y José David Moral reflexionan sobre el sindicalismo en el seminario del IEA.
Carlota Peña

“Para el capitalismo financiero o el neoliberalismo, los únicos Derechos Humanos son los del capital”. Ignasi Brunet, catedrático de Sociología de la Universitat Rovira i Virgili, resumió así la perspectiva del nuevo modelo imperante de capitalismo respecto a los Derechos Humanos. Brunet y José David Moral, doctor en Sociología y profesor ayudante de la UZ, abrieron este jueves el seminario sobre sindicalismo del Instituto de Estudios Altoaragoneses (IEA).

Brunet explicó que el modelo actual de capitalismo, el financiero o neoliberal, está muy alejado de otros vigentes anteriormente, como el keynesiano. El neoliberalismo es hegemónico en Europa desde los 80, primero con Thatcher y luego en el continente, con Felipe González como primer presidente español en “replicarlo” “cuando empezó a reformar el mercado laboral”.

El neoliberalismo se diferencia de anteriores modelos en la mínima intervención estatal y en que “el principio organizativo es incentivar la competitividad e innovación” para garantizar la inversión hecha. Se abandona así “el objetivo del modelo keynesiano del pleno empleo” y esto acarrea profundas consecuencias. El propósito del neoliberalismo es la competitividad de empresas y trabajadores y para ello “el desempleo es funcional”: “Puedes estar a disgusto con tu trabajo, pero detrás hay miles de personas en paro”, lo que frena la subida salarial. Esto se une a la globalización, en la que trabajadores europeos compitan con países con salarios de 200 euros. “Hasta que el mercado global no se equilibre, no subirán los salarios”, dijo.

Moral, por su parte, se preguntó qué está en “declive”, si el sindicalismo o el sindicato, dos conceptos “radicalmente distintos”. El sindicalismo “siempre existirá” porque no es más que la queja organizada contra condiciones laborales que no se consideran justas, pero el modelo tradicional de sindicato sí está en crisis.

Con organizaciones basadas en la industria, es el sindicato clásico el que está en retroceso por la pérdida de su masa tradicional y también por propios “errores”, como “no haber ampliado su base”, “el gran poder de los dirigentes contra las bases” o “la falta de renovación”. 

Etiquetas