Huesca

CORONAVIRUS

Preocupación “enorme” entre los médicos de Huesca por los enfermos crónicos 

La asistencia se deteriora también para mayores, oncológicos y salud mental

La asistencia “ordinaria” está sufriendo por la sobrecarga que conlleva la covid.
La asistencia “ordinaria” está sufriendo por la sobrecarga que conlleva la covid.
Pablo Segura

El Colegio de Médicos advierte, una vez más, del grave impacto que la pandemia está teniendo en el seguimiento y atención de los pacientes crónicos, especialmente en geriatría y en patologías cardiovasculares. “La subida de casos (de coronavirus) lleva a un menor control de los crónicos”, evidencia el presidente de la entidad colegial, José María Borrel, quien pide, como los demás representantes sanitarios, “prudencia” y “sentido común” ante el fin del estado de alarma para evitar repuntes.

“Los crónicos nos preocupan enormemente y también que a fecha de hoy llamen a los centros de salud y el administrativo les diga que les llamaremos en una semana”, expone Borrel, quien afirma que tras más de un año de pandemia de coronavirus “no se ha avanzado nada en este sentido (la telemedicina y la asistencia al paciente) y no es función de un administrativo discernir si un problema puede esperar una semana o no. Lo hace lo mejor que puede, pero no es su función ni está capacitado”.

Explica que la atención se va mejorando en los centros de salud de los pueblos, pero no así en los de las ciudades por motivos obvios como la mayor población que se atiende.

“Llegan muchos abuelos en condiciones lamentables”

El problema de raíz para el deterioro en la asistencia sanitaria es la pandemia y el tener que volcar prácticamente todo el sistema contra la covid, que ha dejado hasta la fecha 477 muertos en la provincia. “En Atención Primaria se atiende el coronavirus, se hace el seguimiento de contactos y también se controla que (contagiados y sospechosos) se queden en casa. No estamos de brazos cruzados”, asevera Borrel.

Una consecuencia no deseada de ello es la repercusión en los demás pacientes: “En geriatría llegan abuelos en muchos casos en condiciones lamentables”, indica Borrel, quien pone el acento en el daño que hay en los mayores con pluripatologías.

El de enfermos crónicos es otro de los grupos que más está padeciendo los daños colaterales de la pandemia: “Si hacemos una cosa (atender la covid y su seguimiento), no podemos hacer otra y los crónicos se descompensan en exceso”.

Dentro de estas patologías, el presidente del Colegio señala que el mayor golpe se está dando en las enfermedades cardiovasculares como infartos e ictus, pero también alude a las descompensaciones de los diabéticos.

Y como ya advierten desde hace tiempo la AECC y las organizaciones sanitarias, Borrel recuerda los retrasos en los tratamientos y diagnósticos oncológicos, patologías donde un retraso puede llevar a una muerte.

La salud mental, asimismo, es otra de las especialidades más golpeadas por la pandemia.

Y Borrel concluye afirmando que muchos de estos problemas “no tienen repercusión inmediata, sino a medio plazo”, por lo que sus consecuencias se agravarán con el paso del tiempo.

Etiquetas