Huesca

Los sindicatos médicos rechazan el plan de aumento de la presencialidad

Fasamet y CMS critican la "falta de información" y el "respeto a sus propuestas"

Centro de Salud Pirineos de Huesca.
Centro de Salud Pirineos de Huesca.
Pablo Segura

Los Sindicatos de Médicos de Atención Primaria de Aragón (Fasamet y CEMSAragón) han mostrado su indignación por la “precipitación y desorganización” mostrada por el Gobierno de Aragón al querer replantear el funcionamiento de los centros de salud en la Comunidad, tal y como contiene el documento “Procedimiento para la mejora de la accesibilidad de la población a los equipos de Atención Primaria de la red del SALUD”. Los profesionales denuncian de esta forma, en un comunicado, "la falta de información y el desprecio a sus propuestas para gestionar las demandas de atención", por lo que consideran un paso atrás el Plan que se quiere implantar, al parecer en las próximas semanas.

El presidente de la organización, Leandro Catalán, ha criticado las formas de la Administración, ya que, en su opinión, "el documento se ha conocido por los medios de comunicación y no se ha recibido todavía de forma oficial ni se tiene más información sobre el plazo ni sobre las fórmulas para ampliar progresivamente la presencialidad".

Los Sindicatos Médicos recuerdan además que la atención presencial en los centros de salud "se ha continuado prestando durante toda la pandemia en los centros de salud siempre que se consideraba necesario". Desde junio, inciden, ha ido aumentándose de forma progresiva y ha llegado en la actualidad a cubrir más del 30 % de las consultas.

En lo que respecta al contenido del plan, Catalán ha incidido en que “se nos sigue ninguneando aun habiendo tenido varias reuniones y presentado un documento aportando ideas”, Y así, el Salud, en su opinión, "no ha contemplado las soluciones aportadas por los propios médicos para disponer de más tiempo por paciente, mejorar la manera de trabajar actual en los equipos de Atención Primaria, organizar la carga laboral y en suma mejorar la calidad asistencial".

Leandro Catalán ha resaltado, por otra parte, que los médicos aragoneses defienden la máxima atención presencial, “pero de una forma organizada” y subraya que como aspecto clave “debe ser el médico el que gestione su propia agenda y no el paciente”, para así garantizar el mantenimiento de la distancia social y los aforos en cualquier centro de salud o consultorio local, “algunos con una infraestructura muy deficitaria”.

Con este fin, los Sindicatos de Médicos de Atención Primaria de Aragón ya presentaron en marzo al Salud un Plan de Accesibilidad para la Atención Primaria en el que incidían en tres líneas: "desburocratización, mejora en la gestión de agendas y triaje en las unidades de admisión para clasificar los casos e identificar las citas no demorables, aumentando la responsabilidad y funciones de todos los profesionales".

Ante la, señalan,  "total falta de respuesta a estas propuestas", el presidente de los sindicatos ha lamentado: “Consideramos que era el momento de realizar una reforma integral de la Atención Primaria y la Administración la ha desaprovechado dando un paso atrás”, y ha señalado que se están estudiando “adoptar las medidas necesarias para evitar que las agendas de las consultas superen los 50 pacientes”.

Etiquetas