Huesca

INMIGRACIÓN

Cáritas prevé que 300 inmigrantes en Huesca estén pronto en situación irregular

Acceden al sistema de asilo y refugio español, pero se encuentran con la barrera de las denegaciones 

La mitad de los inmigrantes de la provincia de Huesca llegó hace más de una década
Esta organización humanitaria denuncia que esta situación está extendiéndose por todo el país
M. G.

Cáritas Huesca cree en los próximos meses alrededor de 300 inmigrantes en la ciudad, la mitad de ellos menores de edad, se verán abocados a una situación de irregularidad en el país y expulsados de los programas de acogida debido a la denegación de sus solicitudes de refugio.

En un comunicado, esta organización humanitaria denuncia que esta situación no sólo está extendiéndose por todo el país sino que provoca que los inmigrantes afectados deban acudir a los servicios sociales municipales o recurrir a los "limitados recursos" de las entidades sociales, especialmente a Cáritas.

"Lo estamos viviendo muy de cerca y lo peor es que la tendencia es alarmante", ha subrayado el secretario en Huesca de Cáritas, Jaime Esparrach, quien ha advertido de que España se ha convertido en los últimos años en un destino frecuente para personas solicitantes de asilo y protección internacional.

Unas personas, añade Esparrach, que se han visto obligadas a salir de sus países para alejarse de "naciones derruidas por la guerra, la injusticia, la delincuencia o la corrupción".

Cáritas ha iniciado una campaña para dar a conocer esta situación así como los trámites necesarios para favorecer una alianza entre entidades sociales y administraciones locales, provinciales y autonómicas que permita movilizar recursos para estas familias.

Por esta razón, los responsables de esta organización en Huesca se han puesto en contacto con diferentes entidades sociales de la capital altoaragonesa e impulsado reuniones tanto con el Ayuntamiento de Huesca como con la Diputación altoaragonesa.

Según Esparrach, "los logros todavía son pequeños, pero hemos conseguido compartir una visión y poner sobre la mesa los medios habitacionales, económicos y técnicos que nos puedan permitir ir afrontando, de manera muy limitada, esta situación".

Tras la primera ronda de contactos, se ha elaborado una declaración institucional que cuenta con el apoyo de las entidades sociales de Huesca así como del Consistorio oscense.

El siguiente paso proyectado plantea solicitar al Ministerio del Interior que "evalúe y enmiende el sistema de resoluciones de asilo que está dejando a tantas familias en situación de grave exclusión y total desprotección.

"Estas personas, familias en su mayoría, acceden al sistema de asilo y refugio español, pero se encuentran con la barrera de las denegaciones, un muro tan alto como cualquier frontera, pero mucho más cruel", ha resaltado el secretario general de Cáritas Huesca.

Ha añadido a este respecto que después de ser acogidas y recibir una autorización temporal que les permite empezar a trabajar a los seis meses e iniciar un nuevo proyecto vital, su solicitud se resuelve de forma negativa en el 95 % de los casos.

Una resolución denegatoria que les aboca a salir del país para "regresar a una realidad que, en muchas ocasiones, supone un riesgo para sus vidas, más si cabe en el contexto mundial provocado por la covid-19".

Etiquetas