Huesca

CORONAVIRUS

Repollés advierte de que el fin del estado de alarma puede frenar descenso de covid

Ha reconocido que le da "miedo e incertidumbre" las consecuencias del cese del toque de queda

La consejera de Sanidad, Sira Repollés.
La consejera de Sanidad, Sira Repollés.
E.P.

La consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sira Repollés, ha reconocido que le da "miedo e incertidumbre" las consecuencias del cese del toque de queda y que este primer fin de semana sin restricciones de movilidad y en horario nocturno pueda suponer un "estancamiento del descenso" en el número de contagios en la Comunidad.

Aunque ve "prematuro" hablar de consecuencias del fin del Estado de alarma, el pasado domingo, sí ha dicho en rueda de prensa para evaluar la situación de la pandemia en Aragón que la ciudadanía en la Comunidad ha sido "más respetuosa" que en otras comunidades autónomas y, "a priori", no se cree que pueda tener "consecuencias importantes" el fin de semana pasado.

Pero le da "miedo e incertidumbre" las consecuencias que pueda tener el fin del estado de alarma, por lo que ha apelado a la responsabilidad individual porque queda "muy poquito" y si se mantiene el camino abierto y las medidas "proporcionadas a la situación" que hay en Aragón, y que permiten "cierto grado de actividad económica", se podrá llegar al verano en mejor situación.

Repollés ha anunciado este viernes la "modulación" del nivel de alerta en Aragón a partir de este sábado debido a la favorable evolución de los indicadores en la Comunidad, que se sitúa en situación 3 y no 3 agravado como hasta ahora y supondrá mayores aforos y horarios en hostelería con cierre a las 23.00 horas, aunque los mejores datos de la provincia de Teruel le permiten pasar al 2, con más aforos permitidos y cierre de la hostelería a las 00.00 horas.

También pasa a este nivel 3 la comarca de Campo de Cariñena, que estaba confinada, aunque continúan cerradas perimetralmente, en situación de alerta 3 agravado, las comarcas con mayor incidencia: Valdejalón, Ribera Alta, Campo de Borja, zonas de Salud de las Cinco Villas y las ciudades de Calatayud, todo ello en Zaragoza, y la de Jaca, en Huesca.

A su juicio, las medidas adoptadas por Aragón son "proporcionadas y adecuadas" a la situación actual de la pandemia y es un modelo "que puede funcionar".

Etiquetas