Huesca

CORONAVIRUS

Botellón en Salas con unas 150 personas y en otras zonas de la ciudad de Huesca en una noche movida

Los oscenses se muestran indignados y piden que se apliquen soluciones

Unas 150 personas participaron este sábado por la noche en un botellón en el entorno de la ermita de Salas de Huesca, según estimaciones de la Policía Local, aunque otras fuentes apuntan a que la asistencia pudo  ser mayor. El botellón tuvo que ser desmantelado por los agentes en varias ocasiones y a su llegada los jóvenes se dispersaron por diferentes caminos, lo que ha dificultado valorar con exactitud cuántos individuos se concentraban en los alrededores de la ermita para consumir alcohol, indican fuentes municipales. 

Al menos 7 personas habrían sido propuestas de sanción por consumo de alcohol en la vía pública en este punto de la ciudad y otras 7 en el Parque Miguel Servet, según ha informado el Ayuntamiento oscense.

En la ermita de Salas intervinieron la Policía Local y la  Policía Autonómica, y fuentes presenciales elevan el número de denuncias a medio centenar.  La versión municipal insiste en que "no fue un macrobotellón"

Otras fuentes vecinales han asegurado a este periódico haber visto grupos dispersos por distintos puntos de la capital oscense, bebiendo en la vía pública.

Este domingo por la mañana, los empleados de limpieza se afanaban por despejar la zona, que se encontraba infestada de botellas, latas, vasos de plástico, bolsas, restos de comida y otros desperdicios. 

Fuentes vecinales han indicado que el viernes por la noche se produjo otra agrupación de personas de características similares, que todavía dejaron mucho más sucio el entorno de la ermita. Fuentes oficiales han señalado que en esta ocasión, en la que intervino también la Policía Nacional, las autoridades incoaron 16 expedientes con propuestas de sanción.

Como se recordará, el estado de alarma se levantó el domingo 9 de mayo y éste ha sido  el primer sábado sin toque de queda.

Indignación por los botellones

La celebración de botellones en distintos puntos de la ciudad ha indignado a muchos oscenses, que recuerdan que la pandemia de coronavirus todavía no ha terminado y estas conductas "irresponsables" pueden agravar la situación actual.

A través de la cuenta de Facebook de DIARIO DEL ALTOARAGÓN, Mariví advertía que luego contagiarán a sus padres y abuelos, y César advertía que "se veía venir" y se tema que haya confinamiento en verano.

Jesús relataba que el lunes pasado "el patio del recreo del colegio Pirineos Pyrenees, apareció con cristales de botellas rotas" y Lorena asegura que el sábado anterior hubo 3 fiestas en diferentes zonas y "no se hizo nada", salvo "mentir diciendo que había sido una noche sin incidentes".

En general, muy enfadados, nuestros lectores reclaman para los infractores multas, trabajos a la comunidad y que limpien todas las zonas que han dejado sucias. 

"Que abran el ocio nocturno"

Otros lectores reprochan la celebración de botellones, pero como Marisa reclaman al mismo tiempo soluciones, "que abran el ocio nocturno con las medidas oportunas", como el resto de sectores, "y la juventud tendrá donde ir".

Lorena, que asegura que este sábado vio pasar a jóvenes "en grupos de 10 y 20 en dirección Salas", considera una "tomadura de pelo" que se salten la normativa y estima que todo el mundo debe cumplirla, igual que ella tiene que llevar ocho horas una mascarilla.

Carlos recordaba que el botellón ya era ilegal ya de antes de la pandemia y propone que abran los bares nocturnos el fin de semana con límite de aforo , medidas de distancia y seguridad y "se evitarían estos problemas de macro reuniones de jóvenes" .

"Más tarde o más temprano tendrán que abrir el ocio nocturno , todos los sectores están ya en marcha", añade.

Etiquetas