Huesca

CORONAVIRUS

Lambán cree que en no muchas semanas se podrá ir sin mascarilla en exteriores

Espera que sea lo antes posible, ante el efecto "maravilloso" que está teniendo la vacunación, desde la prudencia, para "no volver atrás"

Lambán ha agradecido al resto de diputados su apoyo ante su próxima intervención.
Lambán ha agradecido al resto de diputados su apoyo ante su próxima intervención.
EFE

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha afirmado este vienes que progresivamente se irán relajando las restricciones para contener la covid-19 y cree que la eliminación del uso de mascarillas en exteriores "no tardará demasiadas semanas".

Así lo ha indicado el presidente en la sesión de control en las Cortes en respuesta a una pregunta sobre las previsiones de flexibilización de restricciones, entre ellas el uso de las mascarillas, del portavoz de Ciudadanos, Daniel Pérez Calvo, para quien una vez aplicado el "torniquete" a la salud, toca hacerlo a la economía, aplicando menos restricciones a más vacunación.

Y aunque Lambán no puede precisar cuándo se podrá prescindir de las mascarillas al aire libre, porque dependerá de la evolución de la pandemia, ha hecho hincapié en que espera que sea lo antes posible, ante el efecto "maravilloso" que está teniendo la vacunación, desde la prudencia, para "no volver atrás".

También ha intervenido en la sesión el portavoz del PP, Luis María Beamonte, para criticar el "hachazo fiscal" que planea "de tapadillo" el Gobierno de Pedro Sánchez a las clases medias sobre las que pivota la recuperación económica y que, en su opinión, a Lambán le parecerá "acertadísimo" al ser "pionero" aplicando un "infierno fiscal" a los aragoneses, que ahora se verán "doblemente castigados".

Lambán ha reprochado a Beamonte que saque un debate sobre una "ficción", sobre una "hachazo" que no se ha producido, y que la credibilidad del PP en materia fiscal está "prácticamente en los huesos", porque la única vez que la presión impositiva en Aragón se planteó por encima de la media de España fue en 2012 con el Gobierno de Luisa Fernanda Rudi y el mayor "hachazo" lo aplicó a finales de 2011 y en 2012 el gobierno central de Mariano Rajoy, lo que supuso que cada familia aragonesa tuviera que pagar 1.000 euros más.

Por su parte, el portavoz de Vox, Santiago Morón, ha preguntado a Lambán por las acciones concretas derivadas de la firma del "Pacto de Albarracín", firmado con sus homólogos de Castilla y León y Castilla-La Mancha, Alfonso Fernández Mañueco y Emiliano García Page, tras criticar las "políticas paternalistas" de ayudas sin retorno a la España vaciada, que es la España "desfavorecida", por falta de recursos propios pero también de inversiones, por un "abandono" en un modelo de las autonomías que no ha garantizado un reparto equitativo entre territorios.

Al respecto, el presidente ha reiterado los avances de Aragón gracias al modelo autonómico con independencia de reclamar inversiones, siendo "inmisericordes", y de que la gran batalla de las autonomías despobladas pasa por un cambio del sistema de financiación que tenga en cuenta el coste de la prestación de servicios.

Ha apuntado, respecto de la declaración de Albarracín, que es una etapa más de una "hoja de ruta" en la lucha contra la despoblación para reclamar al Ministerio de Hacienda que haga efectiva la autorización de la Unión Europea de eliminar en Teruel, Cuenca y Soria el 20 % de los costes laborales a las empresas de instaladas o que se quieran establecer en esas provincias.

Ha cerrado las preguntas al presidente el diputado de IU, Álvaro Sanz, quien ha reclamado a Lambán un compromiso para atajar el "abuso" en la temporalidad laboral en la administración aragonesa, que ronda el 40 %, diez puntos más que la media del país, una vez aprobada después de 26 años la Relación de Puestos de Trabajo, una buena base para estabilizar el empleo en la Comunidad y para cumplir el acuerdo de investidura con su partido para trabajar esta legislatura en su reducción al 8 %, que además es imperativo legal.

Sanz ha insistido en que para poder actuar es necesario un diagnóstico sobre el abuso de temporalidad para atajarlo, un propósito que Lambán ha compartido tras admitir que la tasa de temporalidad "no es la más recomendable y aceptable", aunque su gobierno trata de ir superándola progresivamente y desde 2017, ha aprobado 12.568 plazas de empleo público y seguirá "empleándose a fondo" en ese empeño, y lo demostrará con la OPE de este año, actualmente en trámite.

Etiquetas