Huesca

HUESCA

Ayuntamiento y DGA derribarán las chabolas de Jara y realojarán a las familias en viviendas municipales

Ambas instituciones han firmado en Huesca un convenio por 80.000 euros 

Imagen de la firma del convenio en el Ayuntamiento este martes
Luis Felipe junto a José Luis Soro este martes en la firma del convenio
Rafael Gobantes

Con la voluntad de que los asentamientos ilegales de Jara dejen de existir, el consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro, y el alcalde de Huesca, Luis Felipe, han firmado este martes un convenio de colaboración por 80.000 euros para llevar a cabo el derribo y saneamiento de las chabolas que existen en el entorno denominado “Camino de Jara”, así como en la adecuación y mejora de viviendas municipales en las que se irán realojando las familias que actualmente ocupan estas infraviviendas.

“El convenio firmado por ambas instituciones tiene una gran importancia para la ciudad”, ha señalado Luis Felipe, ya que considera que va a ayudar a avanzar en un proceso en el que el Ayuntamiento, en colaboración con Servicios Sociales, está llevando a cabo desde hace varios años, “como son los realojos de las familias que ocupan este espacio tan singular en Huesca y que es necesaria su integración en el núcleo urbano”.

Por su parte, Soro ha puesto de manifiesto que “este acuerdo demuestra el compromiso del Gobierno de Aragón y del Ayuntamiento oscense por el derecho fundamental a una vivienda digna y adecuada, en todos los casos y para todas las personas”. Así mismo, el consejero ha indicado que para la DGA “es una prioridad” luchas contra una lacra “tan dura” como es la infravivienda, ya que “son muchas las personas que viven muy cerca de nosotros en condiciones absolutamente inaceptables en una sociedad moderna y en un estado social”.

Por ello, y con el objetivo de hacer realidad la reubicación de las familias que siguen viviendo en este poblado, la cantidad económica recibida con este convenio se va a destinar al derribo y saneamiento de este espacio, así como a poner en condiciones viviendas municipales para poder realojar a estas personas.

“Este proyecto es muy complejo, ya que el acompañamiento social es imprescindible para conseguir que estas familias estén plenamente integradas en el sistema educativo y sanitario, y que formen parte de verdad de nuestra sociedad”, ha insistido Soro, por lo que considera fundamental el papel del Ayuntamiento a través de los Servicios Sociales, “que son claves en este proceso para cumplir con los objetivos”.

Así mismo, Luis Felipe ha expresado que “no hay un plazo establecido para este proyecto, puesto que depende del trabajo social con las familias”, por lo que es un proceso “progresivo y paulatino”. En este sentido, el alcalde ha confirmado que ya son "cinco o seis familias" las de este asentamiento que ya han sido realojadas. Pese a ello, ha insistido en que estas viviendas “debería ser intermedia, no ser la definitiva”, ya que el objetivo es que estos núcleos familiares sigan en su tránsito hacia una vivienda de alquiler o la compra de una vivienda. Por parte del Consistorio, la idea es que conforme se esté realizando esta inserción en la vivienda normalizada, los espacios ocupados actualmente se derriben.

Etiquetas