Huesca

VIVIENDAS

Aragón lanza una campaña para captar viviendas vacías

El objetivo de la iniciativa es crear una bolsa de alquiler social en la Comunidad

José Luis Soro junto a Verónica Villagrasa en la jornada de ayer.
José Luis Soro junto a Verónica Villagrasa este viernes
G.A.

La DGA busca a propietarios de viviendas vacías que quieran unirse a la bolsa de alquiler social de la Comunidad, mediante una campaña con la que comunican sus ventajas, como la garantía del cobro de la renta o la reparación de desperfectos.

El consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro, y la directora general de Vivienda y Rehabilitación, Verónica Villagrasa, presentaron este viernes en Zaragoza la iniciativa. Como señaló Soro, existe una “necesidad evidente” de aumentar las viviendas de esta bolsa, que se están destinando especialmente a hacer frente a los desahucios y a otras situaciones extremas, como las de las víctimas de violencia machista.

El banco de vivienda social cuenta con 337 alojamientos y, aunque se destinarán 2,2 millones de euros para adquirir viviendas a entidades bancarias para seguir aumentando el parque, en estos momentos necesitan incorporar más pisos, especialmente en Zaragoza capital y con capacidad para familias con hijos.

“El mensaje es muy claro: incorporar viviendas a la bolsa de alquiler social, además de un ejercicio de solidaridad con las personas más vulnerables, es plenamente seguro”, indicó Soro, haciendo un llamamiento a los propietarios que “no se atreven a alquilar porque no se quieren enfrentar a situaciones de impago o porque no quieren o no pueden invertir en su reforma”.

“¡Abre las ventanas a todas las ventajas de la bolsa de alquiler social de Aragón! La comodidad de no ocuparte de nada, la confianza de cobrar pase lo que pase y la garantía de la reparación de desperfectos”, resume el audiovisual publicitario de la campaña, que recuerda también que con esta cesión “contribuyes a que haya menos gente sin casa”.

Así, la campaña incide en que las viviendas vacías pueden cumplir una función social “con plenas garantías por parte de la Administración, sin que el propietario asuma ningún riesgo”.

Para conseguir esta seguridad, el Gobierno de Aragón garantiza el cobro del alquiler y el pago de los gastos de comunidad, se ocupa del pago de la fianza legal arrendaticia, presta asistencia jurídica en caso necesario y es responsable de la reparación de los posibles desperfectos. Además, si la vivienda vacía no cuenta con las condiciones de habitabilidad necesarias, se encarga de la reforma, cuyo coste se irá descontando al arrendador de las futuras mensualidades. La renta asciende a 4 euros por metro cuadrado de superficie útil, llegando hasta 400 euros, y el propietario puede retirar la vivienda del banco una vez transcurridos tres años. 

Etiquetas