Huesca

HUESCA

Las obras en Montearagón, "un antes y un después" para esta fortaleza de Huesca

Quicena celebra el XXII Día de Montearagón marcado por los trabajos de rehabilitación en este espacio

El Castillo de Montearagón con andamios durante los trabajos de mejora
El Castillo de Montearagón con andamios durante los trabajos de mejora
Rafael Gobantes

Con sentimientos "encontrados" han celebrado este domingo en Quicena el XXII Día de Montearagón, así lo ha definido Javier Belenguer, alcalde de la localidad, al reconocer su satisfacción por poder celebrar este día, ya que el año pasado se tuvo que suspender debido a la crisis sanitaria del coronavirus, pero ha lamentado no poder realizarlo dentro del Castillo, “aunque esto es una circunstancia positiva porque al fin y al cabo, las obras de rehabilitación de Montearagón son muy necesarias”, y ha remarcado que van a suponer “un antes y un después” en este espacio.

En este sentido, desde hace unos días ya se puede ver como los andamios forman parte de este entorno, porque según ha indicado Belenguer, actualmente se está trabajando en la estabilidad del cerro, “porque tiene unos problemas tremendos de estabilidad y de agua, puesto que toda el agua de lluvia se acumula en los escombros”, por ello, el alcalde ha indicado que se están retirando todos estos restos, “que es lo más necesario”.

A la celebración de este acto, que se ha realizado en el Parque Javier Tomeo, han acudido también representantes del Ayuntamiento oscense, de la Comarca de la Hoya y miembros de la Subdelegación, por su parte, Silvia Salazar, subdelegada del Gobierno en Huesca, ha expresado que los trabajos de mejora “van tal cual se preveía”, por lo que creen que el Castillo podrá volver a abrir su puertas "tras los 14 meses previstos de trabajos”. Además, la subdelegada ha reconocido que tras realizar un estudio topográfico del estado del Castillo y una serie de catas arqueológicas posteriores, los profesionales indicaron que la cimentación “es fuerte para poder proseguir con los trabajos”.

Así mismo, ha destacado la colaboración institucional llevada a cabo para este proyecto, y “así es como debemos funcionar”, ha subrayado. “Creemos que la obra va a ser importantísima”, y pretende que este espacio sea un sitio “turístico y vertebrador del territorio y que la economía se fundamente en Huesca y en este símbolo”.

Plan turístico-artístico para el Castillo de Montearagón

Además, en el acto se ha presentado a los vecinos e interesados el plan para el aprovechamiento turístico-artístico para el bien monumental, “un documento creado para que sirva de base a sentar en una mesa a todas las administraciones con competencias en Montearagón, y que sirva de punto de partida para comenzar a trabajar en lo que tiene que ser el desarrollo y futuro de este castillo”, ha expresado el alcalde, quien junto a la Asociación de Amigos de Montearagón han incluido en el escrito lo que “entendemos que necesita este espacio”. Por su parte, el alcalde ha recordado que este documento “está abierto a nuevas aportaciones y a evolucionar las existentes”

Accesos nuevos, un centro de acogida al visitante, instalación eléctrica, dotación de agua potable, aseos, o llevar a cabo acciones turísticas, son algunos de los puntos que recoge este plan, dividido en tres fases, la primera de ellas para llevarla a cabo en paralelo a las obras y tras su finalización, una segunda que está prevista para ponerla en marcha a corto-medio plazo, y una última pensada para medio-largo plazo.

Junto a estas propuestas, existen otras como la elaboración de un libro-guía del Castillo, una exposición fotográfica del antes y el después de dichas obras, realizar las gestiones necesarias para la señalización turística homologada en carreteras Estatales de España (programa Sistho), o la implementación de un sistema de seguridad y videovigilancia del entorno. Además, otra iniciativa propuesta es la mejora de las zonas de aparcamiento o una actuación para dignificar el panteón real.

Todo ello ha sido considerado por Salazar como “una apuesta segura que hará de este Castillo un símbolo de Quicena, de la ciudad y de la provincia”.

Etiquetas