Huesca

patrimonio

Las labores de desescombro en el Obispado arrancan a contrarreloj por la previsión de lluvias y tormentas

El tejado del edificio del Obispado no tenía “ni una simple gotera” hasta que el viernes colapsó y se hundió, lo que se achaca a la caída de un rayo

Desencombro dell derrumbamiento del tejado del Obispado/15-6-2021/ Foto Rafael Gobantes[[[DDA FOTOGRAFOS]]]
Una grúa realiza la retirada de escombros desde primera hora de este martes.
RAFAEL GOBANTES

Las tareas de retirada de escombros en el edificio del Obispado de Huesca han comenzado este martes a contrarreloj dado que para este jueves la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha decretado riesgo importante por lluvias y tormentas en la ciudad, lo que podría ocasionar filtraciones y empeorar la situación del edificio.

El tejado del edificio del Obispado no tenía “ni una simple gotera” hasta que el viernes pasado, sobre las 20:30, colapsó y se vino abajo una parte de, aproximadamente, unos 200 metros cuadrados en medio de una gran tormenta, por lo que la caída de un rayo es la causa que se baraja con más fuerza.

Este “colapso” de gran parte del tejado produce en el Obispado “preocupación” e “inquietud”, a lo que se suma la fuerte inversión, aún por concretar, que será necesaria para recuperar el inmueble ya que esta institución no atraviesa “un momento boyante”.

Julián Ruiz Martorell, obispo de la Diócesis de Huesca, Joaquín Naval, arquitecto de esta institución religiosa, y José María Nasarre, delegado de Patrimonio, han ofrecido este martes una rueda de prensa en la que han mostrado sus inquietudes y han abordado la situación de este inmueble, en unas circunstancias todavía de estudio y de valoración.

Han avanzado que las dependencias del Obispado de Huesca, donde han quedado suspendidas todas las labores administrativas, tendrán que trasladarse, seguramente, de un modo temporal a otros edificios y se baraja para ello el Convento de las Capuchinas, ubicado en la avenida Doctor Artero.

Julián Ruiz Martorell ha indicado que las tareas de desescombro, que se están realizando con una grúa, “nos permitirán quitar todo aquello que en este momento está siendo sobrepeso sobre el forjado y luego los técnicos tendrán que valorar si hay algún daño en la estructura del edificio".

El inmueble, ha detallado, fue inaugurado en el año 1959 dentro de los proyectos que se denominaban de regiones devastadas. “Es un edificio que no ha dado en ningún momento problemas de solidez, de mantenimiento o de consolidación. El tejado también habitualmente se reparaba y, en medio de la incertidumbre, tenemos que ver cómo podemos avanzar.

El edifico del Obispado acoge las dependencias de la Curia, en la parte de abajo la oficina centra del Cáritas Diocesana de Huesca y en la parte de la calle de Santiago el Archivo Diocesano.

El obispo de la Diócesis de Huesca ha comentado que estas áreas están menos afectadas, si bien todavía no se ha podido entrar en el edificio para comprobar su estado.

El inmueble se encuentra lleno de escombros y polvo que se desprendieron por la escalera central, “y ahora se verá como esas tramas de madera y cemento han constituido como una especie de red que habrá que ir desencajando para poder eliminar todo ”.

Asimismo, ha comentado que el pasado viernes regresaba junto a otro sacerdote de celebrar el Sagrado Corazón de Jesús en la iglesia de San Vicente cuando vieron pasar el camión de los bomberos, lo que achacaron a algún problema causado por la lluvia.

Una vez en el Obispado comprobaron “que no era así” y posteriormente llegaron los técnicos municipales, una aparajadora también del Ayuntamiento y se mantuvo comunicación con el alcalde de Huesca, Luis Felipe, al cual agradeció Julián Ruiz “su cercanía y los medios para hacer frente a esta contingencia”.

Y aunque los técnicos están estudiando y valorando cúal fue el origen del derrumbamiento, el arquitecto de la Diócesis de Huesca, Joaquín Naval, apunta a la caída de un rayo como la causa más probable.

“La tormenta del viernes, com fuerte aparato eléctrico, se centró mucho en la ciudad de Huesca. Esa posible caída de rayo que pudo ser en el mismo inmueble o muy cercana, pudo causar una honda expansiva que afectara a la estabilidad del mismo y provocó ese colapso total. Pero tampoco se descarta la acción directa de un rayo”, ha explicado

En el momento en el que se retiren los ecombros, ha señalado, se constatará el estado de la estructura del inmueble y si hay que tomar “alguna medida extraordinaria”. 

Etiquetas