Huesca

delitos tecnológicos

Los delitos de ciberdelincuencia crecen un 46,7 % en la provincia de Huesca

Delegación del Gobierno, Guardia Civil y las tres diputaciones provinciales lanzan una guía para prevenir 

La subdelegada del Gobierno en Huesca, Silvia Salazar.
La subdelegada del Gobierno en Huesca, Silvia Salazar.
RAFAEL GOBANTES

Los delitos de ciberdelincuencia se incrementaron de 2019 a 2020 en un 46,7% en la provincia de Huesca. Además de enero a abril de 2021 se ha registrado un 33,9% más de estos fraudes, en comparación con el mismo periodo del año anterior.

La subdelegada del Gobierno en Huesca, Silvia Salazar, ha aportado este miércoles estos datos junto al delegado de Asuntos Sociales, y Transparencia, Protección de Datos y Administración Electrónica de la Diputación de Huesca, Antonio Biescas, y el teniente coronel de la Guardia Civil, Francisco Pulido, en la presentación de una Guía de prevención de la ciberdelincuencia.

Se trata de una iniciativa “muy necesaria” en la que colaboran Delegación del Gobierno, Guardia Civil y las tres diputaciones provinciales y con la que se distribuirán folletos y carteles “que queremos que lleguen a todas las localidades de la provincia, sobre todo al mundo rural porque hemos comprobado que en los últimos años, y sobre todo en este último de pandemia, han crecido este tipo de delitos”, ha indicado Silvia Salazar.

El crecimiento exponencial del uso de internet para compras on line, trámites o actividades de ocio ha provocado un repunto en estos delitos que se extiende también a toda la Comunidad aragonesa. Así si en el año 2016 hubo 774 delitos denunciados de este tipo, en 2019 pasaron a ser 1.485 y en 2020 más de 2.000.

La guía de prevención de la ciberdelincuencia se ha fijado como objetivo evitar que los aragoneses caigan en las redes de los delincuentes y concienciar sobre la importancia que tiene la denuncia “porque así las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado pueden rápidamente, o con mayor celeridad, ponerle nombre a estas estafas, que muchas de ellas son muy muy elaboradas y resulta difícil seguir su huella”, ha comentado la subdelegada del Gobierno en Huesca.

Antonio Biescas ha valororado, por su parte, que hay que hacer frente a este aumento considerable de delitos cibernéticos para que la sociedad vaya creciendo con unos hábitos mucho más seguros.

Internet es una herramienta fundamental que se ha puesto en escena todavía más a partir de la Covid-19. Durante la pandemia nos ha permitido reunirnos virtualmente con familiares, amigos y poder hacer teletrabajo, una herramienta fundamental ahora mismo para todas las empresas y para el desarrollo empresarial y laboral del medio rural”, ha señalado.

Asimismo, ha apuntado, que “también está a la orden del día el trabajo de procesos administrativos que se pueden hacer ya prácticamente en su totalidad a través de la red”.

En este marco de conectividad global, ha apuntado, "los ‘malos’ también hacen sus actividades ilícitas a través de la red, y eso es lo que debemos denunciar. Si recibimos un correo de una empresa o de un conocido pidiendo datos personales tenemos que tener cierta precaución”.

Antonio Biescas ha puesto en valor la colaboración entre instituciones, “que sin duda es una garantía de futuro para nuestro territorio y nuestros ciudadanos”.

A continuación, el coronel Francisco Pulido ha explicado que en los últimos años se ha producido un incremento los delitos que se cometen en el marco de las nuevas tecnologías, la sociedad de la información y el comercio electrónico.

Por ello ha considerado necesario incidir en la prevención ante “delincuentes de nuevo cuño” que ante el auge de la red “aprovechan todos los recursos electrónicos que ofrece la sociedad digital y tratan de realizar sus actividades delictivas a través de estos entornos virtuales”,

Francisco Pulido ha detallado que del total de infracciones penales registradas en la demarcación de la Comandancia de la Guardia Civil de Huesca el 18 % son de cibercriminalidad. De ellas, el 82,44 % se deben a fraude informático, el 9,27 % a amenazas y coacciones, el 2,93 % a usurpación del Estado Civil y el 5,37 % son de otro tipo.

Por comarcas, el 51,3 % de los delitos se concentran en el Somontano, Cinca Medio y La Litera, un 18,03 % se registran en el Bajo Cinca, el 12,43 % en Jacetania y Alto Gállego, un 9,10 % en Hoya de Huesca y Monegros y el otro 9,10 % restante en Sobrarbe y Ribagorza.

“Es un fenómeno que se concentra más en las zonas con mayor población pero que afecta a toda nuestra provincia y que es necesario atacar desde la prevención y la denuncia, con toda la información posible para que podamos realizar las investigaciones que nos lleven a la detención de sus presuntos autores, allá donde se encuentren”. 

Etiquetas