Huesca

MOVILIDAD

El 70 por ciento de los escolares de Huesca van al colegio a pie o en bicicleta

Así se despendre de un estudio de investigadores del campus de la Universidad de Zaragoza en Huesca

Cada vez son más los escolares que van en bici al colegio.
Cada vez son más los escolares que van en bici al colegio.
S.E.

El 70 por ciento de los escolares de Huesca van al colegio a pie o en bicicleta -el 69 por ciento caminando y el uno por ciento en bici--, frente al 30 por ciento que van en coche, según un estudio de investigadores del campus de la Universidad de Zaragoza en Huesca.

El trabajo ha sido elaborado en el marco del programa transfronterizo Capas-Ciudad, desarrollado durante tres años en la capital altoaragonesa y en Tarbes. Once colegios de Huesca y 1.129 niños y niñas de cuarto, quinto y sexto de Primaria participaron en la prospección realizada sobre sus hábitos de movilidad.

El objetivo de esta investigación era tener datos para poder diseñar estrategias para que la ciudadanía adquiera hábitos positivos para su salud, lograr municipios más sostenible y que reducir las 25 toneladas de CO2 anuales que generan la movilidad escolar en vehículo privado en la capital altoaragonesa.

Del trabajo, que ha sido desarrollado por Javier Zaragoza, Alberto Aibar, Ana Corral, José Antonio Julián y Eduardo Ibor, integrantes del grupo de investigación Educación Física y Promoción de la Actividad Física (Efypaf), se deduce que solo el 15 por ciento del alumnado prefiere ir a la escuela en coche.

Por el contrario, el 45 por ciento desea hacerlo caminando y el 40 en bicicleta. Sin embargo, determinadas barreras, familiares o del entorno impiden que esas preferencias se concreten.

En el caso de las barreras sociales, los encuestados señalan el hecho de que otros niños no vayan andando, motivos de planificación al ir "demasiado cargados", así como de seguridad, como los cruces de calles peligrosos, o por carencias de infraestructura, al carecer de carriles bici o estar en mal estado.

Entre los factores que facilitan que los menores realicen desplazamientos de forma activa, los investigadores han detectado a1gunos que dependen de las capacidades de los propios niños y han animado a favorecer su motivación, que será mayor si los menores tienen un mayor grado de autonomía. 

Elementos ambientales

Los elementos del ambiente también incluyen a la hora de elegir el medio por el que los menores se desplazan al colegio ya que rutas seguras, con zonas verdes, menos cruces y menor densidad de viviendas "ayuda a los niños a sentirse más competentes para desplazarse activamente", han manifestado los autores del estudio.

La distancia entre la vivienda y el colegio es otro factor que influye de forma importante, señalando el estudio encuentra una diferencia importante entre las escuelas públicas y las concertadas.

En las primeras, solo el 15 por ciento de los desplazamientos se realiza en coche, frente al 40 en las privadas con concierto. Se da la circunstancia de que la distancia media para ir a clase es de casi un kilómetro en estas últimas, mientras en las públicas se reduce a algo más de la mitad.

A la luz de estos datos los investigadores han destacado que es necesario, para fomentar el desplazamiento activo, crear sinergias entre los responsables políticos y educativos que permitan actuaciones eficaces tanto en el plano individual, como en el ámbito interpersonal, familiar y comunitario.

En esa línea, han considerado que mejorar infraestructuras como los carriles bici, incidir en los aspectos de seguridad o mejorar las habilidades y competencias del alumnado pueden ser algunas de las claves sobre las que diseñar estrategias de intervención en la ciudad.

Desde el grupo de investigadores han precisado, asimismo, que programas como la Ciudad de las Niñas y los Niños, que impulsan el Campus universitario y el Ayuntamiento de Huesca, o el propio Capas-Ciudad, del que ambas entidades son también promotoras, han contribuido a sensibilizar y dar pasos en este sentido.

Etiquetas