Huesca

HUESCA

José María Rivera, seis años divulgando la cultura militar

El subdelegado de Defensa deja el cargo con Huesca en “Primera División militar”

Conferencia subdelegada Defensa17 - 6 - 21 foto pablo segura El coronel José María Rivera durante su intervención en la conferencia.
El coronel José María Rivera durante su intervención en la conferencia.
Pablo Segura

“Me habéis permitido realizar mi labor y difundir el trabajo esencial de las fuerzas armadas”, comentó emocionado el coronel José María Rivera, en la conferencia con la que ayer hizo balance de sus seis años como subdelegado de Defensa en Huesca, antes de ser relevado el 1 de julio por Rafael Matilla. El delegado de Defensa en Aragón, el oscense Conrado J. Cebollero, aseguró que Rivera deja el cargo con Huesca “en Primera División militar” por la reapertura del cuartel Sancho Ramírez con el traslado del Cuartel General de División Castillejos.

La charla “Ministerio de Defensa y Alto Aragón, seis años caminando juntos”, organizada por Amephu/BPW Aragón junto a Ceos-Cepyme Huesca y la Cámara de Comercio, sirvió también de homenaje de la sociedad oscense. Al acto, celebrado en el salón Félix de Azara del Parque Tecnológico Walqa, asistió el alcalde Huesca, Luis Felipe; la vicepresidenta de la Diputación Provincial de Huesca, Elisa Sancho; la subdelegada del Gobierno, Silvia Salazar; así como la diputada en el Congreso Begoña Nasarre; y las senadoras Ana Alós y Rosa Serrano, entre otras autoridades civiles y militares. A todos ellos y muchos otros, agradeció su colaboración y, en concreto, destacó el papel del ayuntamiento oscense para la reapertura del cuartel. Además, el Día de las Fuerzas Armadas, el acto más importante del Ejército, se celebrará en Huesca en 2022, ya que estaba previsto para 2020.

En este tiempo, la Subdelegación ha dado grandes pasos en la difusión de la cultura de Defensa, ha reforzado sus lazos institucionales dentro de la sociedad y ha avanzado en la reinserción laboral del personal militar que sale del Ejército. En este último aspecto, Rivera resaltó que queda trabajo por hacer. Más que la reserva de plazas en convocatorias públicas, pide que se reconozcan como méritos los años de servicio. “En un futuro próximo, las mujeres y hombres que finalicen su carrera militar en las fuerzas armadas tendrán mayor facilidad para reinsertarse laboralmente en la sociedad”, subrayó.

“La provincia de Huesca y Aragón hemos sido ejemplo, con la operación Balmis, de cooperación cívico-militar para otras Comunidades”, destacó de este tiempo de lucha contra la covid-19. Además, la coordinación con el resto de instituciones y su interés por “ser parte activa de la sociedad altoaragonesa” quedan en el medallero del coronel. “Me espera mi familia, mi bicicleta y mis libros, pero siempre estaré a vuestra disposición”, concluyó.

La presidenta de Amephu, Carmen Fernández, resaltó que José María Rivera había abierto las puertas de la Subdelegación de Defensa y había dado a conocer su labor a la sociedad. El acto acabó con una conversación con los presidentes de Ceos, José Fernando Luna, y de la Cámara, Manuel Rodríguez, y con un sonoro aplauso.

Etiquetas