Huesca

MOVILIZACIÓN

Huesca despliega un arcoíris por los derechos del colectivo LGTBIQ+

La manifestación del Orgullo ha recorrido este sábado las calles del centro de la ciudad

Un gran arcoíris ha emanado este sábado con fuerza desde la plaza de Navarra de Huesca para reivindicar y luchar por los derechos del colectivo LGTBIQ+, a pesar de la intensa lluvia que a media tarde ha caído sobre la ciudad. 

La tercera manifestación del Orgullo celebrada en la capital oscense ha reunido a más de 200 personas que han tomado las calles del centro con el objetivo de “pedir alto y claro" que quieren  leyes que les "protejan" y les "igualen al resto de ciudadanos”, tal y como ha explicado Ángela Barlés, portavoza de la Coordinadora 28J Huesca, entidad que ha convocado este acto.

Ángela Barlés ha destacado como punto positivo la próxima aprobación de la ‘Ley Trans’, que tendrá lugar este 29 de junio en el Consejo de Ministros, “pero nos quedamos cortos todavía y aún existen muchas realidades que no se están teniendo en cuenta”.

La Coordinadora 28J también ha querido hacerse oír, ha dicho, para que la ciudad de Huesca les vea y "cotidianice y normalice la diversidad”  y ha hecho alusión en este sentido a otras urbes más cosmopolitas como Barcelona.

Tras la manifestación se ha leído un manifiesto desde el que se ha querido visibilizar de forma especial la realidad de las mujeres lesbianas, transexuales y bisexuales (LTB). Se han referido así a la “opresión de género” que sufren a la que se suman “otras discriminaciones por ser, además de mujeres, parte del colectivo LGTBI+, de manera que estamos expuestas tanto al machismo y la misoginia, como a la lesbofobia, transfobia y bifobia”. Asimismo, desde el manifiesto se ha denunciado “el doble impacto de la brecha salarial que padece en general el colectivo, que en el caso de las mujeres trans es mucho más profunda, así como la violencia transfóbica a la que están expuestas, junto con la negación y el no reconocimiento social, político y legal de su identidad sentida y la discriminación laboral”.

Desde esta lectura también se ha querido poner el foco en la infancia, “contra el acoso que sufren los menores al expresar su identidad u orientación sexual” y también se ha apelado a la sororidad y al feminismo, con el que la lucha LGTBIQ+ comparte “numerosos puntos de intersección para destruir las lógicas del heteropatriarcado”. 

Etiquetas