Huesca

CORONAVIRUS

Los institutos de Huesca cierran un curso que ha ido “mucho mejor de lo previsto”

Los resultados académicos de los estudiantes se han movido en la línea de años pasados

Foto del IES Ramón y Cajal durante este pasado curso, condicionado por la pandemia.
Foto del IES Ramón y Cajal durante este pasado curso, condicionado por la pandemia.
Rafael Gobantes

“Nunca hubiéramos imaginado llegar al final de curso en la situación en la que se ha realizado”. Era la frase más repetida en el IES Ramón y Cajal durante el último mes de clases, señala Amparo Roig, su directora. Y es que explica que la impresión cuando se incorporó el profesorado en septiembre “era mucho más negativa y pesimista de lo que luego se ha visto en el día a día”.

Por ello, Roig expresa que su impresión sobre este curso “ha sido muy positiva con respecto a las circunstancias sanitarias a las que había que enfrentarse”, pero se siente satisfecha de que tanto alumnado como profesorado han llevado esta situación “mucho mejor que lo esperado”.

Así mismo, destaca positivamente el avance tecnológico que se ha producido a raíz de la pandemia, algo posible gracias a alumnos, familias y profesores, que en este último año y medio “realizaron una especie de curso acelerado donde han incluido una enseñanza a distancia con trabajo en las plataformas digitales, y que posteriormente se unió a las clases presenciales”. En este sentido, asegura que “se ha avanzado más en este tiempo que en los diez años anteriores”, y esto ha llevado a que se puedan desarrollar de manera telemática “trámites que eran impensables hace unos años”.

En resultados académicos, admite que, “pese a la semipresencialidad, han sido muy buenos”, y agradece al alumnado y sus familias todo el esfuerzo.

María Jesús Azón, directora del IES Sierra de Guara, también se muestra satisfecha por el desarrollo de este curso y reconoce el esfuerzo de todo el alumnado para adaptarse a todos los protocolos sanitarios. “Han sido muy respetuosos y lo han llevado muy bien”, afirma. Sin embargo, considera que lo más difícil para los estudiantes ha sido retomar sus hábitos de estudio, algo que ha repercutido en su capacidad de trabajo, atención y concentración en las aulas, “sobre todo en Secundaria”. Algo que, según Azón, durará al inicio del próximo curso. Pese a ello, indica que los cursos de Bachillerato “lo han superado muy bien”, y hace referencia a los “excelentes” resultados de la Evau.

El director del IES Lucas Mallada, Fernando Sanz, reafirma lo que expresan sus compañeras, e indica que académicamente “no hay grandes diferencias con años anteriores”. En todo caso, confirma que el centro ha seguido la tendencia de mejora de los últimos años.

Por ello, indica que al alumnado de este instituto el confinamiento del último trimestre del curso pasado y la situación de semipresencialidad del comienzo de este curso “no le ha afectado de manera significativa”. Es más, según los departamentos didácticos de este centro, “hay una afirmación mayoritaria de que se han cubierto todos los contenidos programados para este curso”, y, para Sanz, esto tiene mucho que ver en la manera de abordar la presencialidad, ya que en algunos cursos, “se han utilizado bastante las herramientas que proporciona la plataforma informática”.

Por su parte, Fernando Mur, director del IES Pirámide, afirma que “el curso empezó con muchos nervios e incertidumbre, porque, además de los planes de contingencia, el alumnado volvía a las aulas después de seis meses”. En este sentido, reconoce que los primeros meses “fueron complicados”, y es que toda la situación había hecho que se modificara gran parte de la organización del instituto. A todo ello se sumaron los elevados números de contagios en la provincia durante ese periodo.

Sin embargo, una vez pasados esos meses “todo fue mucho mejor”. “Desde diciembre la situación fue más llevadera”, indica, y agradece al alumnado que se adaptara a todas las medidas. Ha sido a partir del tercer trimestre cuando se respiraba “bastante normalidad”. “Hemos tenido la sensación de estar en un curso normal”, dice, si bien es cierto que seguían todas las medidas para evitar contagios.

En cuanto a resultados, informa de que, tras realizar un estudio con los resultados de los últimos cuatro años, se ha comprobado que el curso pasado subieron las notas respecto a otros “porque se evaluó de forma diferente y se tendió a poner mejores notas”, pero este curso, a pesar de que han bajado un poco, “no ha sido nada significativo”. Situación que le reconoce al profesorado, puesto que “tenían que hacer un refuerzo de lo impartido el año pasado, y ha funcionado aceptablemente”, agradece. 

Etiquetas