Huesca

CORONAVIRUS

Los sanitarios de Huesca piden prudencia porque el virus todavía sigue

Advierten de que la ola actual, aunque centrada en jóvenes, también puede dejar casos de gravedad

Policías patrullando tras el refuerzo del dispositivo por el incremento de infecciones.
Policías patrullando tras el refuerzo del dispositivo por el incremento de infecciones.
Rafael Gobantes

Los representantes sanitarios vuelven a reclamar prudencia ante una nueva escalada de casos de covid, que ha llevado a la provincia a pasar de riesgo bajo en IA a 7 días a riesgo alto en apenas 10 jornadas.

La mayoría de contagios se da entre gente joven, pero la presidenta del Colegio de Enfermería, Carmen Tosat, advierte de que “un porcentaje de casos acabará en ingreso” y de que “la mortalidad es menor, pero puede haberla”. Por ello, pide seguir respetando las indicaciones: “Se puede salir pero cumpliendo las normas. En sitios cerrados hay que llevar mascarilla”.

Evidencia que la pandemia “no ha terminado aunque algunos piensen que sí y a los hechos me remito”, en alusión al repunte actual que ya deja “más presión” en los centros de salud.

Tosat explica que la gran propagación de esta ola se debe a que los jóvenes “van en pandillas y, lógicamente, tienen más contactos”, pero lamenta que durante los rastreos se dan ocasiones en las que “un joven te dé solo dos contactos. No puede ser”.

Ramón Boria, representante de Cemsatse en la provincia, también certificó que “el virus sigue” y, por tanto, hizo una nueva “llamada a la prudencia”: “Hay que guardar las medidas, la distancia, no descuidarnos y extremar las precauciones”, declaró.

Por su parte, el presidente del Colegio Oficial de Médicos de Huesca, considera que “hay que tirar de las orejas a ese sector de la juventud que se está comportando irresponsablemente”, pero reconoce que de alguna u otra manera, “era esperado”, y ahora habrá que ver “hasta dónde llega”, porque aunque piensen que “al ser jóvenes no les afecta, puede hacer mucho daño”. Además, Borrel considera que las autoridades también tienen algo de culpa, porque “han estado mirando hacia otro lado, enfrascados en otros problemas”. 

Etiquetas