Huesca

CORONAVIRUS

Incertidumbre en la reserva de viajes por el aumento de contagios en Huesca

La mayoría de turistas que llegan o salen de Huesca mantienen los viajes contratados

Exterior del Hotel Sancho Abarca este sábado.

hoteles

10 - 7 - 21 

 foto pablo segura
Exterior del Hotel Sancho Abarca este sábado.hoteles10 - 7 - 21 foto pablo segura
Pablo Segura

El sector turístico aguanta la respiración ante la subida de los casos de covid. La gran mayoría de los viajeros, tanto los que llegan a la provincia de Huesca como lo que salen al extranjero y al resto de la península, han decidido, por el momento, no cancelar sus viajes. “Está todo en calma chica”, apunta Susana Lacostena, regente de la agencia turística Su Viaje Huesca, que ha atendido la última semana las dudas de las familias y amigos que han reservado desplazamientos para el resto del verano.

Susana subraya que “están cambiando las cosas muy rápido” porque desde el extranjero ahora exigen PCR o antígenos y no recomiendan venir. Al no haber problemas de ocupación, “la gente está apurando hasta última hora”, asume, a la vez que recalca que los hoteles y los aviones son lugares “perfectamente seguros”. Esta misma idea han remarcado en Halcón Viajes. La mayoría de viajeros confían y no han dado el paso de cancelar, pero las familias se muestran “muy enfadadas” con el comportamiento de los jóvenes y la condescendencia de los padres. A su vez han percibido que “aquel que está interesado en viajar, asume la situación actual”.

Los hoteles comienzan a ver mejoras

Los hoteles de la ciudad también empiezan a notar cierto alivio tras este período en el que reina la incertidumbre, como asegura Roberto Pac, director del Hotel Sancho Abarca. “Después de catorce meses de ruina total y reinventándonos para poder trabajar, ahora parece que las reservas están ya moviéndose para julio, agosto, septiembre y octubre”.

Aunque la normalidad esté lejos, la situación ha ido a mejorando “muy poco a poco”, señalan desde el sector. De hecho, desde la dirección del Pedro I aseguran que ahora mismo para agosto la ocupación en el hotel es de un 60%, por lo que se espera que llegue a un 80%.

No obstante, son algunos los cambios que ha ido sufriendo el sector hotelero, al menos en la provincia altoaragonesa. Adolfo Ibáñez, director general del Grupo Gargallo al que pertenece el hotel Pedro I, confirma que “la tónica de las reservas ha cambiado” ya que ahora se realizan “con dos o tres días de antelación”.

Otro de los cambios es la llegada de turistas extranjeros. Ibáñez afirma que ahora el 80-90 % es cliente nacional, y aunque los franceses comienzan a llegar con cuentagotas, no se sabe por cuánto tiempo, ya que como subraya Manuel Solanilla, director de ABBA Huesca, “hace mucho daño” que el país vecino no recomiende a sus ciudadanos viajar a nuestra comunidad.

Lo que sí que se mantiene es la duración de las estancias, que suele ser entre una y dos noches. Ibáñez, del Grupo Gargallo, añade que como hoteles urbanos la media de pernoctación es de una noche y media “para hacer un par excursiones por la provincia, un día lo guardan para la ciudad, y ya cambian de zona”.

Subida de contagios

Respecto al aumento de contagios de estos últimos días, en los hoteles de la ciudad no se nota todavía ningún cambio, ni tampoco cancelaciones en las reservas, obviando que las nuevas restricciones en horarios y aforos marcadas por el gobierno autonómico ya han sido implantadas en los hoteles y todos los servicios que estos incluyen.

En cuanto a las medidas de prevención, los directores de los distintos hoteles, coinciden en que son muy aceptadas por los clientes. Ibáñez del Pedro I subraya que “el 99% de los comentarios las agradecen”, puesto que “no son agresivas” ya que el objetivo es que “el cliente no note nada”.

Y aunque durante este tiempo de pandemia el perfil de los clientes ha cambiado, parece que los hoteles vuelven a recibir a su público propio. Roberto Pac, del Sancho Abarca, comenta que durante estos meses anteriores se estuvieron dedicando a captar un público joven y de parejas dentro de la ciudad, con paquetes promocionales especiales en los que incluían sus servicios de spa o restauración. Ahora “ha vuelto a venir el público que habíamos perdido”.

La situación va mejorando, pero ”está muy lejos de lo normal” dice Manuel Solanilla. En la misma línea habla Roberto Pac: “El consumo está retraído y existe temor con lo que está sucediendo”. 

Etiquetas