Huesca

NUEVO GOBIERNO

FAPAR pide a Alegría que propicie "una buena coordinación" con las Comunidades

Su presidenta en Huesca, Rosana Liesa, ha deseado a la ministra "muchos éxitos en la empresa" y le ha dado la enhorabuena por su nombramiento

Fapar se suma a la demanda contra el precio de los libros
Libros de texto.
S.E.

La Federación Aragonesa de Madres y Padres de Alumnos de Aragón (Fapar) ha solicitado a la nueva ministra de Educación, Pilar Alegría, que propicie "una buena coordinación" con las comunidades autónomas de cara al próximo curso académico.

Así lo ha dicho la presidenta de FAPAR en Huesca, Rosana Liesa, quien ha deseado a Alegría "muchos éxitos en la empresa" y le ha dado la enhorabuena por su nombramiento.

Liesa ha llamado la atención sobre "la dificultad del próximo curso y la continuidad de lo que se ha conseguido este año", reclamándole "una buena coordinación con las comunidades autónomas porque la pandemia sigue y ese trabajo va a ser muy relevante". FAPAR ha requerido a Alegría "coordinación, diálogo y planificación" de cara a la implantación de la LOMLOE y la futura ley de FP.

"La realidad nos enseña que tenemos que seguir manteniéndonos muy vigilantes", pero "lo bueno es que venimos de un curso que ha sido difícil, que hemos trabajado en unas condiciones complicadas y se ha logrado salvar con éxito y todo esto nos ha dado una experiencia; además no es el mismo escenario que el del mes de agosto del año pasado", ha concluido.

"Más diálogo"

La comunidad educativa nacional ha coincidido, por otra parte, en reclamar a la nueva ministra de Educación y Formación Profesional, Pilar Alegría, "más capacidad de diálogo" que su antecesora en el cargo, Isabel Celaá, que ha abandonado la cartera tras impulsar cambios legislativos en la materia, principalmente, la aprobación de la Lomloe, octava ley educativa de la democracia, duramente criticada y ante la que se han rebelado varias comunidades autónomas gobernadas por el PP.

La portavoz de la Plataforma Más Plurales y presidenta de Cofapa, Begoña Ladrón de Guevara, tras dar la bienvenida a la nueva ministra, ha explicado a Europa Press que, durante las negociaciones con Celaá "hubo muchas prisas" y considera que el trabajo quedó "a medias". Por eso espera que Alegría busque "el respaldo de todos" y "escuche a todos".

En la misma línea se ha pronunciado el presidente de la Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE) Alfonso Aguiló, quien ha expresado su deseo de "poder retomar el desarrollo de la ley" con "el consenso que siempre se ha buscado" por parte de la comunidad educativa.

Más deberes le ponen el vicepresidente y la directora general de la Asociación de Colegios Privados e Independientes (CICAE), Gabriel Castellano y Elena Cid, respectivamente, quienes han recordado a Alegría "la importancia de continuar con la reforma del currículum y la evaluación", así como "avanzar en el proyecto de la Ley de FP y, muy especialmente, en el diseño de una nueva carrera profesional docente".

"Solo de esta manera podremos lograr adaptar la formación de las nuevas generaciones a los cambios sociales, laborales y tecnológicos para que estén realmente preparados para su futuro", han explicado.

Desde Escuelas Católicas confían en que se inicie una nueva etapa de diálogo y de "verdadera" participación de toda la comunidad educativa. "Esperamos que se recupere el camino para la mejora de la financiación y el pacto educativo. Ofrecemos nuestra colaboración como hemos hecho hasta ahora para avanzar en asuntos tan importantes y necesarios", ha señalado el secretario general de la entidad, Pedro Huerta.

Mientras, el presidente de Concapa, Pedro Caballero, también ha tendido una mano al diálogo a Alegría y se ha mostrado confiado en que se abra "una nueva etapa" en la que "haya más talante para acometer la reforma educativa, que se ha quedado a medias".

En declaraciones a Europa Press, la responsable de enseñanza de UGT, Maribel Loranca, ha precisado que "no han sido tiempos fáciles en la Educación por motivos de la pandemia" por lo que ha puesto "en valor que Celaá ha derogado la Lomce" y ha impulsado la Formación Profesional.

En cualquier caso, ha matizado que les hubiera gustado "un impulso más decidido a la negociación colectiva y mayor regularidad en las reuniones de las Mesas Sectoriales del Ministerio".

Desde CC.OO., el secretario general de la Federación Estatal de Enseñanza, Francisco García, considera que Celaá ha dejado "una obra legislativa notable" y se ha referido a la derogación de la Lomce y la aprobación de la Lomloe que, aunque considera que se queda corta", reconoce que supone "recuperar la equidad e ir en la dirección correcta". También le reconoce su gestión durante la pandemia.

Sin embargo, el dirigente de CCOO ha reprochado a Celaá su "falta de talante negociador" y apunta como retos pendientes para su sucesora la aprobación del Estatuto Docente y la estabilización del empleo.

El responsable de Educación de CSIF, Mario Gutiérrez, también ha reprochado a Celaá su carencia negociadora y ha pedido que "quienes vengan estén dispuestos a dialogar y negociar" para "cumplir el acuerdo en función publica para la estabilidad, la aplicación de la Lomloe y la ley de función del Estatuto Docente".

Desde CSIF felicitan a Alegría y le ofrecen su colaboración. También le recuerdan que hay que preparar el comienzo del próximo curso escolar y piden que se mantenga al personal de refuerzo que se incorporó a las plantillas de las comunidades autónomas como consecuencia del covid.

Desde la Confederación de Sindicatos de Trabajadoras y Trabajadores de la Enseñanza STES-i también han echado en falta más diálogo con Celaá. Entre los retos de Alegría señalan: la aplicación de la LOMLOE, la tramitación de la ley de FP, la escuela rural, la modificación de currículums o la mejora de condiciones laborales del profesorado.

Igualmente, el Sindicato Independiente de Enseñanza de Madrid FSIE ha pedido a Alegría que recupere el diálogo con los agentes sociales del sector; que desaparezca la "imposición" y se respete "la pluralidad".

Además, reclama que en esta etapa "cese la discriminación y ataque a la enseñanza concertada y sus profesionales" y que puedan "reconducirse temas tan importantes como la educación infantil, la educación especial y la financiación de los módulos de los conciertos educativos".

Por su parte, el presidente de la Federación de Asociaciones de Directivos de Centros Educativos Públicos (Fedadi), Raimundo de los Reyes, ha valorado de forma positiva algunas reformas de Celaá como la Lomloe y la FP, aunque admite que ciertas declaraciones y actuaciones más "conflictivas" pueden justificar su relevo en el ministerio.

"Pero hay que reconocer que ha dejado encarrilada alguna cosa importante como darle un empuje a la FP o cambiar la Ley Wert", ha indicado, al tiempo que ha pedido a la nueva ministra que continúe con las reformas iniciadas y busque el "archi reclamado consenso".

Por su parte, el presidente nacional del sindicato de enseñanza ANPE Nicolás Fernández ha manifestado cautela respecto a los cambios a la espera de saber "cuál va a ser la línea de actuación y prioridades" de Alegría. "Ahora solamente podemos desearle éxito y acierto", ha dicho.

Para la Unión Sindical de Inspectores de Educación (USIE) el hecho de que Alegría sea diplomada en Magisterio y tenga conocimiento de la función pública puede ser "muy útil" para lograr un "consenso". Más aún, según apunta el portavoz del colectivo, Javier Fernández, cuando está pendiente el desarrollo de la LOMLOE, con cambios en el próximo curso, y la aprobación de la nueva ley orgánica de la FP.

Además de temas profesionales relacionados con la plantilla de inspectores, la USIE recuerda cuestiones pendientes "muy importantes" como el reparto, destino y uso de los fondos europeos; los nuevos currículos de las enseñanzas; la gratuidad de la educación de 0 a 3 años; o la normativa sobre el desarrollo de la profesión docente.

El Frente de Estudiantes, desde el que han sido "muy críticos" con Celaá desde posiciones de "defensa de la educación pública, gratuita y de calidad", considera que los dos retos para la nueva ministra son: la aplicación de la Lomloe y la reforma de la ley de FP.

Su secretaria general, Eva Madariaga, ha mostrado su preocupación por la nueva ley de FP, que no quieren que suponga un abaratamiento de la mano obra. "Si esta inserción de la juventud en el mercado laboral se da por la vía de generalizar todavía más la precariedad, es algo que consideramos muy preocupante", ha señalado a Europa Press.

Por su parte, la secretaria general del Sindicato de Estudiantes, Coral Latorre, se ha mostrado preocupada por el hecho de que "una persona que lleva a su hijo a una escuela privada sea ahora la defensora de la educación pública" y ha dicho que pedirán una reunión con Alegría para reclamarle "un viraje completo" a las políticas de Celaá.

"Parece que este Gobierno de coalición no escucha las reivindicaciones de la comunidad educativa y pone en la cabeza del Ministerio de educación a personas que van en contra de las propias exigencias y reivindicaciones de estudiantes, profesores, padres y madres", ha zanjado Latorre en declaraciones a Europa Press.

Etiquetas