Huesca

FIESTAS DE SAN LORENZO

Las peñas y el Ayuntamiento de Huesca, una reunión que nunca se celebra

Algunas de ellas van a llevar a cabo una campaña de socios de manera ‘online’

Imagen de archivo de la campaña de socios de las peñas.
Imagen de archivo de la campaña de socios de las peñas.
Rafa Gobantes

Caen las expectativas en todas las peñas de la ciudad de Huesca de recuperar algo de normalidad en las próximas fiestas de San Lorenzo. Será la vieja normalidad, la del año pasado, la que vivan todos los peñistas, ya que no existe previsión de realizar ninguna actividad “ni antes, ni durante, ni después” -lamentan-, en un año particularmente “complicado” en lo económico.

El equipo de Gobierno de la capital les emplazó a una reunión en la que recuperar el convenio del año pasado que aúna ayudas económicas y celebraciones de cara a los prelaurentis. Pasado el tiempo, dicha reunión no se ha celebrado, no hay noticias de realizar actividad alguna y las puertas de las peñas se han cerrado.

De hecho, muchos de los locales, que conllevan un coste de alquiler y mantenimiento, están cerrados debido a la situación sanitaria. Es el caso de la peña Los 30 que dejó la asociación del Casco Viejo, clausurada temporalmente. “Espero que el Ayuntamiento piense en nosotros, en la reunión de hace meses dijeron que colaboraríamos y no sabemos nada más”, advierte su presidente, Tomás Hernández, que asegura que están “totalmente parados”.

De igual manera en la Peña 10 D’Agosto, sin local propio y a la espera de saber algo del consistorio, que “ha empezado las fiestas sin nosotros”, valora su presidenta, Ana Lite, se muestra “decepcionada”. En estos dos años la situación de la peña ha empeorado económicamente y temen que este San Lorenzo luchen por algo que “no va a poder ser”. La Zoiti en cambio ha mantenido el local, “con todo lo que conlleva”, indica Jenny Iglesias. “Estamos con ganas y el sentimiento no se pierde, pero la mochila pesa cada vez más”, afirma.

La Alegría Laurentina no quiere rendirse todavía, se encomiendan al patrón para poder poner el cenador, aunque para planear actividades van a esperar “un poco”. “Tenemos ilusión siempre”, apunta el presidente, Javier Ibarz, y están a la espera de la reunión con el Ayuntamiento, del que saben “cero pelotero”, afirma. Ha sido un año difícil en cuanto al bolsillo, así que esperan que “se les deje hacer algo que va en beneficio del resto de la ciudad”.

Campaña de socios

Otras peñas, conscientes de que la situación sanitaria no deja mucho margen, no han querido perder el espíritu laurentino y van repetir la fórmula del año pasado. La Peña Los que Faltaban ha puesto en marcha una campaña simbólica de socios ‘online’, con la que “poder seguir estando en contacto con la gente”, valora Álvaro Antoñanzas. A pesar de la ilusión inicial, tiene la sensación de que vuelven “al punto de partida”, pero en su mente está la campaña física de las casetas en los porches. Este es su anhelo y, a pesar de que comprende la situación, cree que el Ayuntamiento debería al menos “sentarse a hablar”.

La Parrilla confía en que “la situación mejore para finales de julio y principios de agosto, que los peñistas vayan de blanco y verde como el año pasado y que no se pierda la tradición, siempre con precaución”, señala su presidente, Fran Ferrer.

Así lo ven las peñas, parte esencial de las fiestas laurentinas, que no quieren dejar de contar para la ciudad de Huesca. Mientras que desde Albahaca Reberdedo se lanzará una propuesta por correo y redes sociales de una cuota virtual, ya que “se trata de una peña autogestionada que se nutre de las aportaciones de sus miembros”.

Etiquetas