Huesca

RECONOCIMIENTO

Una plaza de Huesca mantiene viva la figura de Julio Aznar

El Ayuntamiento ha puesto su nombre a este rincón de la calle Desengaño para conmemorar su trabajo por la ciudad

La familia de Julio Aznar, junto al alcalde, tras descubrir la placa que lleva su nombre
La familia de Julio Aznar, junto al alcalde, tras descubrir la placa que lleva su nombre
Rafael Gobantes

Pasadas las 11:00 horas de este domingo, cuando gracias a dos violinistas la música de ‘Yesterday’ llenaba el entorno de la Muralla de la capital oscense, los ojos de los familiares y amigos de Julio Aznar comenzaban a llenarse de lágrimas, y las gargantas de nudos que hacían difícil tragar saliva.

Y es que, ha sido en esta jornada dominical cuando el Ayuntamiento de Huesca ha recordado la figura de Julio Aznar dedicándole un espacio de la ciudad, concretamente, una plaza ubicada en la calle Desengaño, 74. “No podía ser un lugar mejor”, reconocía su hijo Carlos, y ha recordado momentos de su vida donde ha reflejado lo importante que era ese entorno para él, para su padre y, en definitiva, para su familia.

“Estamos en una plaza que tiene de fondo la Sierra de Guara, uno de los lugares donde mi padre quería que descansaran sus cenizas”, apuntaba Carlos, quien ha estado acompañado por el alcalde, Luis Felipe, y representantes de los grupos municipales, porque la decisión de colocar una placa conmemorativa de la figura de Julio Aznar, “fue aprobada por unanimidad por todos los partidos”, agradecía su hijo.

Por su parte, Luis Felipe ha puesto en valor la figura de Julio, que “fue un hombre que dejó huella en muchos sectores y en muchas facetas de la ciudad”, en este sentido, ha recordado el sentimiento laurentino que tenía Aznar, hacia San Lorenzo y hacia sus fiestas y peñas. Así mismo, el alcalde ha expresado la dedicación de Julio hacia el mundo de la cultura y, especialmente, de la música, ya que fue miembro del grupo “Los Bisoños”. Pero ante todo, Luis Felipe ha ensalzado a Julio Aznar por el “gran trabajo” que realizó en torno al Camino de Santiago a su paso por Huesca, “y todo lo que significa para la ciudad y la tierra altoaragonesa”.

Por ello, el alcalde ha definido a Julio como un hombre “polifacético, amable, optimista y con muchas ganas de vivir”.

Su viuda, Maite, a pesar de que a penas podía hablar porque le desbordaba la emoción, ha mostrado su “gran satisfacción” porque “por fin se le ha realizado este reconocimiento por parte del Consistorio oscense, ya que estaba pendiente desde hace tiempo”.

En el acto también ha participado Bizén D’o Río, amigo de Julio Aznar y miembro de la Asociación del Camino de Santiago de Huesca, quien ha confesado que con esta placa “se cumple un sueño para entidad”, y a pesar de que es, “indudablemente” un reconocimiento para Julio, “también lo es para la propia Asociación y para la importancia que tuvo el Camino de Santiago dentro de Huesca”. En este sentido, Bizén ha destacado que la capital altoaragonesa “fue la ciudad que más hospitales para peregrinos tuvo en todo Europa”, y ha recordado como esta localidad “duplicaba sus habitantes gracias a los peregrinos”.

Así mismo, ha valorado la importancia de que haya sido esta plaza la elegida para llevar el nombre de Julio Aznar, “porque es el antiguo solar de lo que fue el hospital más antiguo, fundado en el siglo XI”.

Etiquetas