Huesca

ENTREVISTA

Alberto Solanes: “Las perseidas se ven desde julio hasta casi finales de agosto”

El presidente de la Asociación Astronómica de Huesca explica qué son las lluvias de estrellas

Alberto Solanes junto a un telescopio del Planetario de Aragón en Huesca
Alberto Solanes junto a un telescopio del Planetario de Aragón en Huesca
Pablo Segura

Año tras año, la astronomía reserva una cita muy especial para la semana de San Lorenzo: las lluvias de estrellas.

También conocidas como perseidas, son partículas de cometa que forman una estela que la Tierra atraviesa. El cometa, conforme se aproxima al Sol, se va deshaciendo y deja una especie de polvo en el espacio. “Igual que cuando vamos con el coche por la carretera en verano y se nos pone el parabrisas con mosquitos, pues lo mismo hace la atmósfera de la Tierra con la estela de los restos que va dejando este cometa. Cuando lo atraviesa, se forman estos meteoros y estas lluvias de estrellas que, en este caso, también se llaman lágrimas de San Lorenzo”, explica el presidente de la Asociación Astronómica de Huesca, Alberto Solanes.

Y, efectivamente, tiene ese nombre tan conectado con las fiestas oscenses debido a que coincide con el 10 de agosto. En cuanto al término perseida, también tiene una explicación lógica para que se denomine así. “Se llaman perseidas porque si prolongáramos el radiante y hacemos una línea recta en el sentido contrario al que va en el cielo, coincidiría con la constelación Perseo”, comenta Solanes.

Cada 159 años se ve este cometa, cuya última aparición fue en 1992, y se espera que vuelva en 2126, lo que no significa que no haya lluvia de estrellas, sino que al acercarse deja más partículas y restos en el cielo.

Se espera que el máximo sea la madrugada del 13 de agosto, pero “las perseidas se ven desde julio hasta casi finales de agosto”, especifica Solanes. El presidente de la Asociación Astronómica de Huesca aconseja tumbarse o estar lo más reclinado posible para observar bien el cielo. Eso sí, avisa de que el 12 se podrán ver mejor debido a la Luna.

Las Lágrimas de San Lorenzo son muy características de estas fechas, pero a lo largo del año también hay otras lluvias de estrellas importantes. “Las leónidas son de las más importantes y son en el mes de diciembre. Otras que vemos en invierno son las gemínidas, que son al principio de diciembre”.

Aunque en estas fiestas no se podrá asistir de forma masiva al Planetario, sí que se han organizado actividades en 40 municipios. Una manera de conocer el cielo nocturno a expensas de que vuelva la normalidad. 

Etiquetas