Huesca

san lorenzo 2021

Las terrazas salvan las “no fiestas” en el sector hostelero

Los clientes prefirieron estar al aire libre, resintiéndose los locales de interior

Terraza de los Porches de Galicia durante esta semana con todas las mesas ocupadas.
Terraza de los Porches de Galicia durante esta semana con todas las mesas ocupadas.
Pablo Segura

Sin San Lorenzo, pero con gran ambiente, las calles de Huesca se tiñeron de blanco y verde durante los primeros días de las “no fiestas”. Especialmente en las terrazas, donde familias y grupos de amigos se reunieron para compartir los típicos almuerzos y lo que deparara el día. 

Los hosteleros resaltan que han estado “al 100% los días 9 y 10 de agosto” y que ya han recibido muchas llamadas con la intención de reservar mesas para este fin de semana.

En los Porches de Galicia, la terraza del Rugaca ha estado “a tope”, señala Jesús, miembro del servicio. Al no existir ningún evento, los oscenses acudieron a los bares para compartir el día juntos, “nunca en mesas de más de diez personas”, resalta. 

Igual lo tienen para el ‘finde’, “ya con pocos huecos”, apunta Jesús, porque el hostal ha estado al 80 % de ocupación desde mayo. “Algunos clientes han aprovechado para pasar la semana en Huesca y subir este fin de semana a Aínsa o Boltaña”, añade.

En el Coso se notó una mayor afluencia de oscenses desde el primer día. “La terraza llena todos los días”, recuerda Alegría, propietaria del bar Brasil. “Lamentablemente, dentro nada”, asume, teniendo en cuenta que era lo que esperaban y nada comparable con otros años. 

Para el fin de semana esperan estar completos, sobre todo porque “no pueden poner más mesas de las que tienen”, indica Alegría, entre el ajetreo de llamadas para el sábado y domingo.

En la Cantina, en la plaza de los Fueros de Aragón, no había sitio los días 9 y 10. “Valorando que no teníamos referencia de otros, hacemos un balance positivo”, señala su propietario Carlos, que para el 11 rozó el 90 %. 

Salvo por el tiempo, que amenazó con cuatro gotas por momentos, están contentos con la respuesta de la gente, a pesar de que a veces “era difícil de gestionar toda la terraza”, añade. “Los clientes prefieren estar al aire libre y es lo normal, así que para el fin de semana ya tenemos muchas reservas”, concluye.

Muy cerca, la calle Padre Huesca siempre ha sido enclave principal de las fiestas. Allí, en el restaurante Tomatejamón, el 9 los almuerzos mandaban desde primera hora y, según cuenta Conchi, propietaria del establecimiento, “algunos se alargaron hasta las 19:00 horas de la tarde”. 

Sin chupinazo ni toros, los oscenses optaron por echar el día en compañía y, hasta el toque de queda, “la calle estaba muy animada”, valora. Grupos de 13, 10 y 8 personas ya han reservado para el sábado y domingo y Conchi espera “trabajar mucho”, remarca.

En el interior, para los establecimientos con salón, la semana ha ido mejor de lo que esperaban, asumiendo que no se puede superar el 50 % de aforo. En el restaurante de El Origen han llenado todos los días, pero “ni de broma” se puede comparar con el tradicional San Lorenzo. 

Los clientes han cambiado el salón por la terraza, que “nunca había estado así de llena”, y para el fin de semana “tiene buena pinta, no se puede hacer mucho más, así con expectativa de llenar”, incide Bea.

En Las Torres este San Lorenzo “se ha comportado”, dentro de las circunstancias actuales por las que las cenas “no se alargan como antes”, apunta el maître Rafael.  

A pesar de ello, hacen “balance positivo y están satisfechos de cómo los oscenses apoyan a los restaurantes de interior”, señala Rafael, que ya tiene reservas de familias, aniversarios y turistas que llegan con el cambio de quincena.

Etiquetas