Huesca

danzantes

'Los Cacones', una tradición familiar entre dances y cintas

Con motivo del cincuentenario del fallecimiento de Pablo Esperanza 'Cacón' los Danzantes recuerdan su figura a través de la hemeroteca de este diario

Pedro Esperanza "Cacón"
Pedro Esperanza "Cacón"
S.E.

Pablo Esperanza Lecina "Cacón" nació en Huesca el 23 de junio de 1885 y con tan solo trece años se incorporó a la hermandad de Danzantes labradores en las Fiestas Laurentinas de 1898, de la que sería miembro durante más de setenta años, hasta 1971. 

Se trata de una tradición familiar, ya que cuando Cacón entra en el grupo de danzantes su padre ya era miembro, incluso en una entrevista de 1957 recuerda que su abuelo también lo fue. Las generaciones continúan muy ligadas a este elemento tan importante en la ciudad de Huesca. 

Durante muchos años danzó junto con su hermano Ignacio, y sus dos hijos Anselmo y Jesús. Y hoy todavía están en activo dos nietos suyos, Jesús Esperanza, presidente de la Agrupación, y Fernando Esperanza, así como un bisnieto de su hermano Ignacio, José Ignacio Montorio, quienes han mantenido y garantizarán en el futuro la tradición danzante de los "Cacones".

Años de escasez y tensiones sociales 

Sus años como danzante en las primeras décadas del siglo XX no fueron fáciles, y vivió en primera persona varios momentos críticos que pusieron en riesgo la continuidad de la "típica y castiza comparsa de Danzantes".

Entre 1914 y 1923, la falta de recursos económicos y la dificultad de confeccionar los trajes, hizo que muchos de ellos abandonases la agrupación. No obstante, la fundación de la Cofradía de San Jorge en el año 1923, ayudaron a los danzantes con nuevos trajes y la entrada de cuatro hortelanos más.

Las tensiones político-sociales pusieron sobre la cuerda flujo a los Danzantes en 1933. Y es que la Confederación Nacional de Trabajo (CNT) prohibió a los Danzantes afiliados salir en la procesión. Poco después, con la llegada de la Guerra Civil se vivió otro momento crítico, que terminó con la no salida de danzantes ni procesión en 1936.

Vuelta a la popularidad y Cacón se convierte en Mayoral

A partir del año 1938 la popularidad y reconocimiento de los Danzantes es cada vez mayor. Aparecen referencias al baile de los palos nuevos, cuya música y coreografía es obra del Mayoral Bienvenido Susin “Molinero de Morana”, así como a la participación de cinco cuadros de baile.

El marzo de 1947, Pablo Esperanza Cacón, tras medio siglo como danzante, tomaría el cargo de Mayoral, tras el fallecimiento por la gripe de Bienvenido Susin "Molinero de Morana".

Su primer año como tal, no pudo ser más próspero. El 5 de Agosto, la Comisión Gestora Municipal del Ayuntamiento, presidida por el alcalde D. Vicente Campo, y "a propuesta del concejal señor Ferrer Olivera", acordó por unanimidad conceder el Escudo colectivo de la ciudad a la Agrupación.

El homenaje tuvo lugar ese mismo 10 de agosto con una entrada de los Danzantes espectacular al salón de sesiones del Ayuntamiento. A continuación, se le puso la corbata con el Escudo de la ciudad al palo de cintas

Ese mismo mes, el día 22, el Orfeón Oscense también quiso homenajear a la agrupación en un Teatro Olimpia abarrotado de gente, que este mismo diario titulo como "Detalle del soberbio acontecimiento artístico en homenaje a los Danzantes".

Tampoco debe olvidarse el agosto de 1961 en el que las peñas, creadas pocos años antes quisieron homenajear a los Danzantes, aunque fue marcado por las inclemencias del clima. 

No obstante, los reconocimientos a la agrupación, durante los años que Cacón fue Mayoral, no terminaron, el Ayuntamiento les hizo entrega de la Parrilla de Oro el 4 de agosto de 1965, durante el mismo acto de presentación de las presidentas de las fiestas también en el Teatro Olimpia.

Asimismo, durante estas primeras décadas de Cacón como Mayoral, el grupo de danzantes realizó extraordinarias actuaciones dentro y fuera de la capital del Alto Aragón, como señala el Mayoral de entonces en una entrevista a este periódico "Hemos estado en Binéfar, en Barcelona, en Ayerbe; nos han querido llevar a muchos más sitios, pero no hemos podido ir". 

Etiquetas