Huesca

obituario

Huesca da el último adiós a su querido exalcalde Enrique Sánchez Carrasco

La Basílica de San Lorenzo ha acogido esta mañana el funeral por este gran político al amparo de sus compañero del PSOE, familiares y oscenses

El alcalde de Huesca, Luis Felipe, ha depositado el bastón de mando sobre el féretro.
El alcalde de Huesca, Luis Felipe, ha depositado el bastón de mando sobre el féretro.
Rafael Gobantes

La ciudad de Huesca ha despedido este viernes a uno de sus alcaldes más queridos. La Basílica de San Lorenzo ha acogido esta mañana el funeral por Enrique Sánchez Carrasco, alcalde de la ciudad de Huesca desde 1983 hasta 1995 por el PSOE, un acto al que han asistido representantes políticos, familiares y numerosos oscenses que han querido sumarse a este último adiós. 

El alcalde de Huesca, Luis Felipe, ha recibido en la puerta de la Basílica al féretro de su antecesor, tras cuya entrada ha sido acompañado por representantes de la corporación municipal.

Ya en el interior del templo, Luis Felipe ha depositado el bastón de mando de alcalde sobre el féretro y un representante de cada grupo político con representación en la corporación local ha participado en la imposición de una bandera de Huesca.

Antes de que comenzara la ceremonia religiosa, Luis Felipe ha destacado que la ciudad ha perdido "a un hombre importante para la historia reciente de Huesca, un hombre que transformó la ciudad, que fue un alcalde cercano, democrático y de consenso. Por lo tanto, tenemos un sentimiento de pérdida importante". 

Luis Felipe ha indicado que a la ciudad de Huesca le queda el legado de Enrique Sánchez Carrasco, su forma de hacer y de entender la política. "Era un hombre dialogante, de consenso y lo demostró en un momento de transición, un momento difícil y nos dejó esa forma de hacer y de entender la política".

Además, ha añadido que el exalcalde fallecido fue "un hombre que transformó el Ayuntamiento, lo modernizó, generó una estructura en la que nos basamos hoy las diferentes corporaciones, creo servicios que no existían y sobre todo dejó una huella de cómo gobernar. Creo que Enrique Sánchez Carrasco ha sido uno de los alcaldes más queridos que ha tenido Huesca y eso se ve en las manifestaciones que recibimos de pésame, de cariño y de cercanía de lo que él significó y de lo que fue". 

La consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto, ha transmitido el pésame por esta pérdida a la familia y a la capital oscense de parte del presidente de Aragón, Javier Lambán, y ha valorado "desde el corazón" la figura de Enrique Sánchez Carrasco, "le queremos, le valoramos, y desde luego esta ciudad le debe mucho".

Ha añadido que fue "un hombre que nos enseñó mucho y que hizo mucho por la ciudad de Huesca, pero sobre todo si algo hay que destacar de Don Enrique es su voluntad siempre de acuerdo y de consenso. "Creo que nadie puede decir que tuvo un problema con él, una persona que tuvo una dedicación total a esta ciudad, que la quiso y por la que puso todo su empeño y nos dio un ejemplo de cómo hacer política". 

En este sentido, María Victoria Broto ha comentado que "este ejemplo creo que es muy importante que lo tengamos en cuenta porque el diálogo y el consenso son cuestiones importantísimas. En estos tiempos, Enrique Sánchez Carrasco creo que sufriría mucho viendo lo que es el enfrentamiento, lo que supone no entender la política como una voluntad, como un acuerdo entre la ciudadanía y las personas que ejercemos responsabilidades". 

"El alcalde del gran cambio de Huesca"

A la ceremonia también ha asistido Marcelino Iglesias, presidente de Aragón entre 1999 y 2011 además de secretario de Organización del PSOE entre 2010 y 2012, quien ha destacado que "Enrique Sánchez Carrasco como alcalde produjo un gran cambio en el Ayuntamiento de Huesca por su propio talante, por el momento en el que estábamos y porque además siempre se distinguió por ser un hombre de entendimiento, de acuerdo y extraordinariamente tolerante", ha indicado. 

Marcelino Iglesias ha dicho tener "un gran recuerdo de él porque coincidí aquellos años de su alcaldía, que yo estaba en la Diputación, pudimos sacar adelante entre todos muchos proyectos para la ciudad de Huesca. Fue el alcalde del gran cambio de Huesca". 

Por su parte, el secretario de Organización del PSOE Aragón, Darío Villagrasa, ha señalado que los socialistas aragoneses han despedido este viernes "a un hombre bueno que trabajó durante más de una década por la ciudad de Huesca, la transformó e hizo mucho bien a sus gentes" y ha mandado "un abrazo y el máximo de nuestros afectos y respetos a la familia, a todos sus allegados y al conjunto de la ciudad de Huesca".   

 

Etiquetas