Huesca

CORONAVIRUS

Los sindicatos de Enseñanza exigen más medidas anticovid para el próximo curso

El Ministerio de Educación y las comunidades se reúnen este miércoles para ultimar la vuelta a las aulas

Unos niños desinfectan sus manos en el primer día del curso pasado.
Unos niños desinfectan sus manos en el primer día del curso pasado.
Pablo Segura

Los sindicatos de Enseñanza han denunciado la falta de medidas contra el coronavirus de cara al inicio del próximo curso escolar, que en Aragón arrancará el 8 de septiembre para los alumnos de Infantil, Primaria, Secundaria y Educación Especial, mientras que los de Bachiller no empezarán hasta el día 13 y los de Formación Profesional el 15 de septiembre.

A la espera de lo que se decida este miércoles en la Conferencia Sectorial de Educación, que reunirá al Ministerio y a las Comunidades Autónomas, estas entidades sindicales han manifestado su “miedo” e “incertidumbre” por el regreso a las aulas y exigen, al menos, que se mantengan las mismas medidas de prevención que el año pasado.

El descenso de las ratios o la distancia interpersonal de 1,5 metros están en el aire. Para concretar estos y otros aspectos, la ministra de Educación y FP, la aragonesa Pilar Alegría, y los consejeros autonómicos de este departamento se reúnen este miércoles para revisar el protocolo acordado el pasado mayo sobre el próximo curso escolar y las medidas que tomarán las distintas comunidades en función de su volumen de contagios.

Al parecer, la posición que va a exponer Aragón en este encuentro es la de utilizar todos los espacios de los centros, como bibliotecas, laboratorios y otros, con el objetivo de garantizar las actividades extraescolares, las aulas de madrugadores y los servicios complementarios como elementos de conciliación.

Y es que mientras los sindicatos de Enseñanza han destacado múltiples dudas respecto a la seguridad contra la Covid-19 de cara al curso 2021/2022, la DGA ha aportado una visión diferente.

El Departamento de Educación ha señalado que los altos porcentajes de vacunación entre el personal docente y el que se espera en el alumnado va a permitir abordar el inicio del curso escolar 2021-2022 “en un escenario de mayor normalidad” y esto supone “garantizar el derecho a la educación”.

También ha valorado que la situación en la que va a comenzar el curso este año es diferente al que la comunidad educativa y las instituciones tuvieron que afrontar el año pasado “porque la experiencia y el trabajo desarrollado durante el curso 2020-2021 ha demostrado que los centros son seguros”. Además,han apuntado que la DGA ha trabajado para que el alumnado de 12 a 19 años esté vacunado al inicio de este curso y que desde el sector sanitario se está procurando adelantar esta inmunización todo lo posible.

"Sin refuerzos de personal"

El planteamiento del Ejecutivo autonómico no convence a la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), que ha denunciado la falta de medidas para una vuelta segura a los centros escolares y ha criticado “la normalidad que pretende el Departamento de Educación, sin refuerzos de profesorado y con las ratios previas a la pandemia”. De esta forma, han apuntado, “no se pueden mantener las distancias de seguridad y seguir los protocolos contra la pandemia, que continúa muy activa entre jóvenes y niños”.

Por ello CSIF ha exigido al Gobierno de Aragón “que rectifique y siga el ejemplo de otras comunidades, donde sí se mantienen las ratios y refuerzos covid. Pedimos que nos informen y nos tengan en cuenta. Falta muy poco para el inicio del curso escolar y es urgente planificar una vuelta al cole segura”. El sindicato teme que los centros de enseñanza vuelvan a verse sobrepasados. “El curso anterior fue el de la improvisación, ahora vemos con incredulidad que el Departamento pretende una vuelta a la normalidad, cuando la situación no es normal. Nuevamente el esfuerzo va a recaer sobre el profesorado y el alumnado”, ha criticado Mónica de Cristóbal, responsable de Educación de CSIF Aragón.

Por su parte, desde UGT Enseñanza han abogado por garantizar la presencialidad en todos los niveles y etapas. También por el mantenimiento de los refuerzos covid y de las ratios reducidas, ya que “el aumento de ellas implica la disminución de distancia interpersonal”, han apuntado.

En este sentido, desde este sindicado han recordado que el Ministerio de Educación “recalcó en prensa que el gobierno iba a inyectar fondos para que las autonomías puedan seguir apostando por medidas que mejoren la educación, especificando la bajada de ratios y el refuerzo de personal”.

Desde UGT han insistido que de cara al curso 2021/2022 “se parte de ratios muy elevadas lo que va en un detrimento de la calidad y atención educativa. Seguimos pidiendo la bajada de ratios, el desdoble de aulas y la dotación de los recursos necesarios”.

Además, han considerado que los centros que necesiten barracones para el alumnado los deben tener al inicio de curso, “sin olvidar que estas aulas prefabricadas son temporales y transitorias”, han advertido.

En definitiva, desde UGT Enseñanza han exigido que no vuelva a recaer en el profesorado la carga de una pandemia y que se retome la negociación de la carga lectiva. También han reclamado “que se revise la catalogación de trabajadores sensibles y se adapten los puestos de trabajo para aquellos que tengan esa consideración. Teniendo en cuenta que el rango de edad del alumnado de infantil y primaria estará sin vacunar”.

"Mucha incertidumbre"

Para el sindicato de trabajadores y trabajadoras de la enseñanza de Huesca, Huste, el nuevo curso se presenta “sobre todo con mucha incertidumbre”, por lo que piden que se mantengan, al menos, los protocolos establecidos el año pasado, tal y como ha indicado su representante, Alberto Pavón.

“La última noticia que tenemos es que el consejero de Educación dijo que se iban a eliminar las medidas covid, excepto el uso de la mascarilla y del gel hidroalcohólico. La intención de la DGA era empezar el curso con las ratios al 100% en todas las enseñanza, sin grupos burbuja y sin otras pautas que se había tomado”, ha detallado.

A estos puntos ha sumado que “precisamente ahora, justo el grupo de población que queda sin vacunar es la de los niños menores de 12 años, y claro, vemos que hay un gran riesgo para los docentes”. Así, ha destacado que lo que más preocupa a Huste Huesca es “la dejadez un año más de la administración porque el curso anterior pasó exactamente lo mismo y en estas fechas todavía no sabíamos nada. De hecho empezó el curso sin las medidas que se habían prometido. En algunos centros todavía están esperando las mascarillas FFP2 y vemos que seguimos por el mismo camino”.

Por su parte, Marta Rapún, de la Federación de Enseñanza de CCOO, ha planteado en vistas a la sectorial de Educación que se celebra este miércoles que “es importante que el Ministerio y las comunidades lleguen a un acuerdo para mantener los refuerzos covid durante este curso, es fundamental porque creemos que siguen siendo necesarios, al igual que la jornada continua en los centros educativos”.

Por ello, ha valorado que “sin un esfuerzo extra de recursos no creemos que sea viable volver a una normalidad precovid a día de hoy. Es necesario seguir con bajada de ratios, desdoble de grupos y demás”.

La concertada exige las mismas medidas que el curso anterior

El sindicato FSIE de enseñanza concertada de Huesca ha exigido que “mientras no baje el nivel de posible contagio y mejore la situación covid se mantengan las mismas medidas que había el año pasado”.

El secretario general del sindicato FSIE en Huesca, Ángel Morán, ha lanzado esta reclamación y considera que “el tema es bastante preocupante. Seguimos teniendo prácticamente el mismo miedo que había el año pasado por estas fechas”.

De esta forma, ha reclamado que se conserve la jornada continua, que sigan activas medidas de higiene y salubridad y que se mantengan las plantillas de docentes que prestaban sus servicios en enseñanza concertada.

“Nosotros el año pasado no tuvimos desdoble, no hubo esa partida. Simplemente nos dieron horas para atender a los niños”, ha comentado Ángel Morán, que ha añadido su preocupación por las docentes embarazadas.

“No sabemos si van a poder teletrabajar y que haya una persona en su plaza, como el año pasado. Esperamos que sea así porque algunas ni siquiera tienen la primera dosis de la vacuna, por lo que el tema es alarmante”, ha advertido.

Finalmente, ha destacado que “el 50 % de los menores de 14 años son asintomáticos, y eso supone un riesgo elevadísimo en los centros”. 

Etiquetas