Huesca

DE CERCA

Eloy Collado: “Hay que disfrutar, si lo consigues, puedes considerarte inteligente”

“Trabajar de forma artesanal es más respetuoso con el medio ambiente y contribuye al desarrollo sostenible”

Eloy Collado
Eloy Collado
S.E.

Este artesano oscense (1986) está haciendo realidad sus sueños gracias al empujón que le ha dado la pandemia. Se trasladó a Huesca desde Madrid, con su mujer, madrileña, para apostar por el diseño en madera. Una pasión que nació en Valsalada, rodeado de pinos, ya que “jugábamos con las ramas y servían para crear un sinfín de artilugios que nuestra imaginación ideaba. La afición continuó”. Tanto, que, tras formarse, empezó a diseñar y pronto corrió la voz.

¿Cuál es el emoticono que define su personalidad?

—Creo que es el de la carita sonriente. La risa es contagiosa. A mí me gusta estar siempre alegre y transmitir ese sentimiento a los demás. El de Fifth Pine sería el pino y el quinto para ser más concretos (ja, ja, ja).

¿El negocio es la negación del ocio o usted se divierte currando?

—Para mí es pura creación. Me divierto experimentando con nuevas técnicas y materiales.

¿Por qué hacer un Grado en Relaciones Laborales para terminar en el mundo del diseño?

—Siempre me han gustado las artes plásticas. Han sido para mí una forma de expresión más, pero hasta ahora no habían dejado de ser un hobby. La pandemia me ha hecho reflexionar y valorar más el tiempo que tenemos. Pensé que tal vez aquel hobby con el que disfrutaba desde pequeño podía convertirse en un medio de vida y como parecía que empezaba a tener cierto volumen en el taller, decidí hacer un parón en mi carrera profesional y centrarme en el proyecto de Fifth Pine.

¿Y qué hace exactamente?

—Busco crear piezas funcionales y decorativas: mesas, taburetes, lámparas, tablas de cocina, candelabros, jarrones, en general, objetos cotidianos en madera que den un toque más natural a nuestros hogares. Trabajo de forma artesanal, lo que supone que cada pieza es única. Suelo incorporar maderas recuperadas o “descartadas” por la industria manufacturera, que tiene patinas o desperfectos que para mí no hacen otra cosa que embellecer y dar carácter a cada creación. Además, el uso de este tipo de materias primas y trabajar de forma artesanal es un proceso de fabricación más respetuoso con el medio ambiente y que contribuye a un mayor desarrollo sostenible.

¿De dónde viene la inspiración para hacer tu trabajo?

—Me inspiro en el arte popular, en el mobiliario tradicional, en el arte contemporáneo y le doy mi toque personal.

Este proyecto le ha permitido regresar a Huesca ¿para asentarse?

—Viví en Madrid durante dos años, principalmente por trabajó, y fue allí donde conocí a Sara, mi mujer. Ambos teníamos claro que en cuanto pudiéramos nos mudaríamos a Huesca. Nos encanta la calidad de vida que hay aquí. Apreciamos enormemente poder disfrutar de nuestro tiempo, de la cercanía y la tranquilidad de esta ciudad.

Genio y figura. ¿Se identifica?

—Me considero una persona soñadora y creativa, pero lejos de identificarme con tales adjetivos.

¿Por qué el nombre de, según la traducción, El quinto pino?

—Cuando busqué nombres, quería algo que tuviera un significado especial para mí. Como el taller no está en Huesca sino en mi pueblo, Valsalada, y además como anteriormente os contaba, está rodeado de pinos, el nombre vino por sí solo, El quinto pino. Y si a esto le sumamos que mi mujer es madrileña y es una expresión de allí, me pareció el nombre perfecto.

La sonrisa es el lenguaje universal de las personas inteligentes. ¿Sonreímos poco?

—Hay que reírse, ser feliz y disfrutar de la vida más. Creo que, si lo consigues, puedes considerarte una persona inteligente.

¿Poderoso caballero es don dinero?

—La verdad es que los inicios son duros, por suerte cuento con el apoyo mi mujer y mi familia en este proyecto.

¿Hay algún espacio físico para ver o comprar sus creaciones?

—A día de hoy el único espacio físico es el propio taller. Algunos de mis clientes se han acercado a conocer el proceso de diseño y fabricación de sus encargos. Tengo en mente, para más adelante, poder abrir una tienda temporal o “pop-up store”. Todavía no hay una fecha definida, pero en cuanto la fije lo anunciaré en mi cuenta de Instagram (@fifthpinedeco). Actualmente mi perfil de Instagram es el medio principal para ver y comprar mis creaciones.

¿Digital o analógico?

—Sigo siendo bastante analógico y creo que está intrínsecamente ligado con mi interés por la artesanía y el trabajar con las manos.

Sin embargo, ¿es internet su medio necesario para darse a conocer y llegar más lejos desde Huesca?

—Sí, en mi caso las redes sociales son mi medio principal para darme a conocer. Sobre todo, teniendo en cuenta que mi taller está ubicado en un pequeño pueblo de Huesca.

¿A quién le haría usted sin dudarlo la reverencia?

—A Eugenio Monesma. Soy muy fan de su trabajo y creo que gracias a su labor documental muchas tradiciones y oficios no caerán en el olvido.

En esto del deporte, ¿practica o admira?

—Practico, me encantan los deportes de montaña. Vivimos en un entorno privilegiado teniendo el Pirineo tan cerca, así que resulta muy accesible salir al campo a disfrutar de cualquier actividad.

¿Orgullo altoaragonés y/o cosmopolitismo planetario?

—Orgulloso altoaragonés siempre. Me siento un afortunado por vivir en nuestra tierra, pero sin olvidar el gran mundo que nos rodea. 

Etiquetas