Huesca

TRÁFICO

Doctor Artero y División 52, las calles de Huesca con más multas por exceso de velocidad

Osca XXI pide medidas para poner fin las carreras de coches en calle Valencia y Miguel Fleta y prevenir "un atropello con graves consecuencias"

Los semáforos de Cabestany ya no se encienden a la vez para bajar la velocidad en dichas calles.
Los semáforos de Cabestany ya no se encienden a la vez para bajar la velocidad en dichas calles.
Rafael Gobantes

Doctor Artero, División 52, Alcañiz y Balsas de Chirín son las calles de la capital altoaragonesa en las que se han puesto, gracias al radar móvil, más multas por exceso de velocidad, mientras que la ronda de la Industria es la que más sanciones acumula dentro de las calles con radar fijo, detalla el Ayuntamiento, que afirma que “ya se nota” la pacificación del tráfico derivada de la ampliación, hace unos meses, de las calles con un máximo de velocidad de 30 kilómetros por hora.

Ana Loriente, concejala de Seguridad Ciudadana y Movilidad, explica que las multas por exceso de velocidad en lo que llevamos de año en Doctor Artero son 31, 29 en División 52, 27 en Alcañiz y 20 en Balsas de Chirín. “Las demás (calles) están bastante lejos” de estos números, agrega la edil.

Mientras, la Federación de Barrios Osca XXI reconoce que el tráfico rodado no crea excesivos problemas en el conjunto de la ciudad a excepción de casos esporádicos, pero sí señala algunas zonas donde hay peligro. Javier Moreno, portavoz de la Federación, reparó sobre todo en el sector de las calles Miguel Fleta, Valencia y Aragón: “Parece que se hacen carreras de coches, con coches que van aventados y hay temor de que cualquier día pase cualquier cosa”. “Lo he visto con mis propios ojos un par de veces”, asegura Moreno.

Para evitar que eso acabe pasando, Osca XXI reclama medidas como una mayor presencia policial en la zona o la colocación de badenes elevados o similares “para que estos individuos no puedan correr de esa manera”.

Carreras de coches en calles Valencia y Miguel Fleta

La Federación ha enviado un escrito al Ayuntamiento -el pasado jueves- advirtiendo de estos hechos en las calles Valencia y Miguel Fleta, haciendo hincapié en que hay carreras de coches “no solamente en horas nocturnas, sino en horas en las que hay gente por la calle, niños jugando y salidas y entradas a centros escolares”.

Los vecinos de esta zona -agrega el escrito de Osca XXI- nos transmiten el miedo que sienten al salir a la calle”, por lo que pide al Ayuntamiento las medidas anteriormente apuntadas.

Al respecto, la concejala de Seguridad Ciudadana y Movilidad señala que “a la Policía Local llaman alguna vez (alertando de estas carreras) y hay denuncias”, y que los agentes acuden al lugar “cada vez que llaman”, aunque no han podido coger “nada, pero eso no quiere decir que los vecinos no tengan razón”. Tampoco se ha podido detener a ningún participante en estas carreras con el radar móvil, que también ha estado por la zona.

Loriente asegura que la Policía Local estará acudiendo a estas calles “hasta que los pillemos”.

Cambio en los semáforos de Cabestany

Sin llegar a los problemas de las calles Valencia, Miguel Fleta y Aragón, Osca XXI también indica cierta sensación de inseguridad en calles como Desengaño y Pedro IV, en el casco viejo, y Cabestany por una velocidad “quizá un poco inadecuada”.

El portavoz de la Federación se centra en Desengaño y Pedro IV y precisa que las características de estas calles -“aceras mínimas o directamente inexistentes”- causa una sensación de inseguridad aunque los coches “no vayan corriendo”.

Loriente coincide en que “la sensación, a poco que (los coches) corran, es de mucha velocidad”, pero precisa que “es muy difícil” alcanzar altas velocidades en esas dos calles y en que, “además, está todo regulado”.

En cuanto a Cabestany, la munícipe de Seguridad Ciudadana y Movilidad explica que el Ayuntamiento ha constatado que al ponerse todos los semáforos en verde a la vez, la velocidad que cogían los coches era bastante alta.

Para poner remedio a esta situación, la sincronización de los semáforos se ha cambiado “recientemente” y ahora ya no se ponen todos en verde al mismo tiempo, lo que obliga a los vehículos a parar e ir más lentos.

Etiquetas