Huesca

FUERZAS ARMADAS

El Rey visitará el Sancho Ramírez, que alcanza su plena operatividad

El monarca llegará el próximo martes para conocer la evolución del ejercicio “Toro-21”

Felipe VI, el 9 de julio en la entrega de Reales Despachos en la Academia General Militar de Zaragoza.
Felipe VI, el 9 de julio en la entrega de Reales Despachos en la Academia General Militar de Zaragoza.
EFE

El Rey Felipe VI tiene previsto visitar el martes 14 de septiembre, el cuartel Sancho Ramírez de Huesca. La llegada del monarca se enmarca dentro de la realización del ejercicio táctico “Toro-21” para la certificación de mando a la División Castillejos, que alcanzará así capacidad operativa plena con mando sobre unos 20.000 militares. Según algunas fuentes, el Rey visitará el puesto de mando desplegado en el recinto del acuartelamiento oscense, donde se han instalado las tiendas de campaña para realizar las maniobras.

Como señalaron las citadas fuentes, la jornada programada será estrictamente de carácter militar y consistirá en la recepción del monarca y en la visita al puesto de mando, sin la realización de desfiles u otro tipo de actos castrenses. Felipe VI conocerá así de primera mano cómo se está desarrollando el ejercicio junto con las distintas maniobras que se están llevando a cabo en el mismo.

Habrá además una segunda recepción por parte de las autoridades civiles. Así, está prevista la asistencia del presidente aragonés, Javier Lambán, el presidente de las Cortes, Javier Sada, la delegada del Gobierno en Aragón, Rosa Serrano y el alcalde de Huesca, Luis Felipe.

No está previsto, asimismo, que Felipe VI realice ninguna otra visita fuera del recinto castrense. Además del acuartelamiento de Huesca, donde se ha desplegado el puesto mando, el ejercicio táctico “Toro-21”, se desarrollará también, en otra fase, en el campo de maniobras de San Gregorio en Zaragoza. También se desarrollarán maniobras en Almería, Madrid y Valencia y participarán aproximadamente 750 militares.

Tropa en formación del Batallón de Transmisiones en el cuartel Sancho Ramírez de Huesca.
Tropa en formación del Batallón de Transmisiones en el cuartel Sancho Ramírez de Huesca.
PABLO SEGURA

Desde Defensa aclararon asimismo que la visita está pendiente de confirmación oficial por parte de Casa Real, lo que se espera que se produzca hoy con su publicación en la agenda oficial del monarca. De este modo, se espera también que acompañen al Rey altas autoridades del Ejército de Tierra, aún por confirmar.

Un amplio despliegue

La División Castillejos, que tiene su sede en el acuartelamiento Sancho Ramírez certificará así con la realización de este ejercicio táctico “Toro-21”, que tiene lugar del 8 al 19 de septiembre, su capacidad para el despliegue, planteamiento y conducción de operaciones a desarrollar en diferentes escenarios: desde campos de batalla no lineales -como ha podido ser el caso de Afganistán- así como en áreas de trazado urbano.

También pueden llevar a cabo acciones de apoyo a autoridades civiles, como la operación “Balmis” para el control de la pandemia de la covid-19. Además, cuenta con unidades eficaces en acciones de alta intensidad contra un enemigo tecnológicamente avanzado. Se trata, así del único cuartel general desplegable para el territorio nacional e internacional.

Si bien la División Castillejos cuenta unos 700 efectivos, cuya llegada escalonada está prevista que se complete en Huesca a finales de año, tiene a su mando a unos 20.000 militares desde el pasado 1 de enero, repartidos en diferentes puntos del territorio español. Responden así a sus órdenes las Brigadas de Combate Aragón I (Zaragoza), Rey Alfonso XIII, II de la Legión (Almería), Galicia VII (Pontevedra), Guzmán el Bueno X (Córdoba), Extremadura XI (Badajoz) y Guadarrama XII (Madrid). Se añade además el Batallón del Cuartel General de la División Castillejos, ubicado en Huesca junto con el Regimiento de Transmisiones 1 y que suman así los aproximadamente 700 efectivos antes mencionados.

Misiones internacionales

Por otra parte, el batallón de Transmisiones ubicado en el acuartelamiento altoaragonés participa también en misiones internacionales. Así, una unidad se desplazó el pasado mes de mayo a Mali para realizar una labor formativa al Ejército del país africano. Las instalaciones del Sancho Ramírez cerraron sus puertas en 2017 y a comienzos de 2018 volvieron a abrirse para acoger a sus nuevos ocupantes.

La remodelación ha supuesto una inversión de 15 millones de euros con la participación de empresas locales.

Etiquetas