Huesca

editorial

La ansiada normalidad

Por
  • Diario del Altoaragón
OPINIÓNACTUALIZADA 09/09/2021 A LAS 00:39
Visita de la Reina Letizia a Zuera.
Visita de la Reina Letizia a Zuera.
EFE

LA NORMALIDAD es ese concepto soso que no resulta atractivo para un titular de periódico porque si hay normalidad, igual es que no hay noticia. Sin embargo, desde el inicio de la pandemia se desea esa famosa ‘vuelta a la normalidad’. El inicio de curso siempre ha tenido parte de esa necesidad de volver a la rutina y la “normalidad” en el inicio del curso escolar siempre ha sido deseable. La vuelta a las aulas se produjo ayer sin incidencias, en general, pero tampoco se puede hablar precisamente de normalidad en otro inicio de curso con grupos burbuja y medidas de seguridad prácticamente igual en el anterior, salvo por la presencialidad que marcará este año académico.

Esa normalidad, entre comillas, de la que podíamos hablar ayer, se puede alterar en cualquier momento si la covid entra en un aula, ya que en Primaria no hay ningún niño vacunado. Así que es solo un estado momentáneo por el que se debe trabajar para prorrogarlo extremando las medidas de higiene y protocolos de seguridad.

Por lo demás, comienza otro curso ilusionante. Y así fue especialmente ayer en Zuera, donde recibieron la visita de la Reina Letizia, que con su presencia, acompañada de la ministra de Educación, Pilar Alegría, y del presidente de Aragón, Javier Lambán, respaldó los proyectos educativos innovadores de nuestra comunidad. Es una forma, también, de poner el acento en la importancia de la educación.

Y así se ha demostrado en la escuela de Senegüé, donde por un proyecto educativo de la maestra Virginia Blanco, vecina de esta localidad del Alto Gállego, ha pasado de estar abocada al cierre con dos alumnos a contar con ocho, porque las familias han apostado por la idea de la docente. La falta de normalidad, en este caso, es absolutamente maravillosa.

Etiquetas