Huesca

HUESCA

"Todos los humanos somos creativos y no por ello estamos locos"

El psiquiatra Miguel Ángel de Uña abordó en una ponencia su ascendencia en el arte

El psiquiatra Miguel Ángel de Uña
El psiquiatra Miguel Ángel de Uña
Pablo Segura

¿Dónde está la frontera entre la creatividad y la enfermedad mental?, ¿se ha idealizado la locura en el campo artístico?, ¿es la genialidad más común de lo que creemos? Todas estas preguntas fueron abordadas el pasado jueves en el Colegio de Médicos en una conferencia del psiquiatra Miguel Ángel de Uña. Licenciado en historia y divulgador científico, el doctor expuso ante el aforo su visión profesional en un coloquio organizado por la Asociación Aveletra.

Un punto de vista que se remonta épocas pasadas, de las cuales existen registros históricos en los que se demuestra que “hubo personas excéntricas y geniales que no tuvieron ningún tipo de enfermedad mental”, argumentó Miguel Ángel. Cree que a partir del siglo XIX, con mayor notoriedad en el período del Romanticismo, el artista tuvo que adoptar un estatus determinado y ser considerado alguien importante dentro del mundo artístico. Para ello debía adoptar de cara al público “cierta excentricidad y salud mental deteriorada”, opinó el doctor.

La nave de los locos

Es aquí cuando surge la idealización de la locura. En las primeras décadas del siglo XX, en el período de vanguardia, el movimiento surrealista ligó el trastorno mental a la brillantez plástica, siendo una “generalización excesiva”, calificó Miguel Ángel. Principalmente, “porque el carácter de genialidad abunda en muchas partes de la sociedad”, añadió el doctor.

Posteriormente, estudios académicos señalaron que hay una relación directa entre el trastorno de bipolaridad y la creatividad artística, pero “caemos en un error si generalizamos que todas las personas que son creativas obligatoriamente tienen que estar fuera de la norma psíquica”, insistió el psiquiatra. A lo largo de su experiencia profesional como como psiquiatra ha podido apreciar esta diferencia manifiestamente marcada en casos clínicos diagnosticados.

Enmarcado dentro de un contexto teórico, el doctor advirtió que en el mundo artístico hay un nivel de extravagancia y desequilibrio mental mayor, pero recordó que “todos los seres humanos somos creativos y no por ello estamos locos”. “En el mundo actual en el que vivimos, existen pintores locos, fontaneros locos y periodistas locos”, concluyó el doctor Miguel Ángel de Uña. 

Etiquetas