Huesca

HUESCA

Luis Alfonso Arcarazo: "Es muy importante sacar del olvido a Fidel Pagés"

El pasado jueves tuvo lugar la primera conferencia que complementa la exposición en honor a este médico militar oscense

Luis Alfonso Arcarazo durante la conferencia
Luis Alfonso Arcarazo durante la conferencia
Pablo Segura

“Es muy importante sacar del olvido a gente tan importante como Fidel Pagés”, reconoce Luis Alfonso Arcarazo García, médico militar en la reserva, en relación a la exposición que se encuentra en el Palacio de Villahermosa, ubicado en la capital altoaragonesa.

La muestra, que quiere poner en valor la figura de Fidel Pagés en el año en el que se conmemora el centenario del descubrimiento de la anestesia epidural, ha sido organizada por la Subdelegación de Defensa en Huesca, siendo comisarios de la misma Vicente Lachén e Idoia Campo, y ha sido confeccionada por la Subdirección General de Publicaciones y Patrimonio Cultural del Ministerio de Defensa.

Esta exposición se complementa con dos conferencias, la primera de ellas, denominada “El capitán médico Fidel Pagés Miravé y otros médicos militares que modernizaron la medicina española”, fue impartida el pasado jueves por Arcarazo, quien habló sobre diferentes médicos militares que fueron contemporáneos a Pagés y que también fueron innovadores, “porque todos ellos no solo trabajaban incansablemente, sino que además descubrieron métodos curativos que beneficiaron a la medicina civil”, explicó Arcarazo, refiriéndose, entre otros, a los cirujanos Mariano Gómez Ulla y Manuel Bastos Ansart o a Franco García Bragado, “todos ellos amigos y conocidos, y gente muy experimentada en heridas de guerra en general”.

Sobre Pagés, Arcarazo expresó que “con tan solo 37 años era tan conocido que hasta la Casa Real solicitó su colaboración”, y lamentó que “era un hombre que tenía proyección y que, desgraciadamente, un accidente de tráfico acabó con su vida”.

Otro de los protagonistas en esta conferencia fue el cirujano citado anteriormente, Manuel Bastos Ansart, que se dedicaba a la cirugía y a la traumatología “y se convirtió en un pionero en separar ambas especialidades”. Además, fue el descubridor de la “cura española”, recalcó Arcarazo, todo ello para solucionar el problema que presentaban las heridas de guerra en aquel momento, que era la infección de las mismas, “ya que no había forma de controlarlas”, por lo que Bastos desarrolló un método que consigue que los heridos “sean tratados desde el inicio para que la infección no vaya adelante”, explicó, y subrayó que este es un sistema que “se sigue utilizando en la actualidad, y está denominado como ‘la cura en ambientes húmedos’”, un descubrimiento que se generalizó y que fue utilizado durante la Segunda Guerra Mundial, apuntó Arcarazo.

Respecto al también médico militar Franco García Bragado, el conferenciante remarcó que fue él quien modernizó la cirugía en Huesca, “porque hasta aquel momento no estaba actualizada y era muy deficiente”, y recordó que García Bragado llegó al Hospital Provincial y fue durante esa época cuando consiguió aumentar el nivel de la cirugía en la provincia.

“García Bragado se hizo así famoso en la ciudad, y montó su propia clínica”, explicó Arcarazo, y como anécdota indicó que, durante aquel tiempo se decía que este cirujano “había operado a tanta gente en Huesca que se podía decir que operó a toda la provincia por lo menos una vez”.

Satisfacción sobre reivindicar las figuras oscenses

Arcarazo se mostró muy satisfecho con la realización de la exposición en honor a Pagés, así como con las conferencias anunciadas, puesto que en la época de Pagés, “las publicaciones que se hacían en España no se traducían ni al francés, ni al inglés, ni al alemán”, y en aquellos momentos las medicinas predominantes eran la francesa y la alemana, “por lo que al no traducirse, los estudios de Pagés no tenían ninguna difusión ni repercusión”, esto hizo que la figura de este médico militar “pasara al olvido”, tanto es así que “han pasado casi cien años sin que la población se acordara de Fidel Pagés”, lamentó Arcarazo.

Por todo ello, el conferenciante agregó que “es de agradecer que un grupo de personas de Huesca se hayan interesado y se hayan movilizado para conmemorarle”. “Me parece estupendo recordar a figuras tan importantes”, agregó, y es que, “la anestesia epidural sigue siendo fundamental en estos momentos y nos hemos olvidado de que la descubrió un vecino de esta tierra”, añadió.

Etiquetas