Huesca

CORONAVIRUS

Dos nuevas denuncias a bares de Huesca en una noche de muchísimo ambiente

Los locales sancionados en esta ocasión fueron por montar una terraza sin autorización y por exceso de aforo

Los controles policiales son constantes en la zona del Tubo.
Los controles policiales son constantes en la zona del Tubo.
Rafael Gobantes

El operativo conjunto de los tres cuerpos de Policía para hacer cumplir las normas covid denunció desde la tarde del sábado hasta la madrugada a dos bares más en una noche con muchísimo ambiente festivo, sobre todo en calles y plazas del Tubo.

Al primero de los establecimientos sancionados se le denunció por montar terraza sin estar autorizado. Además, según señaló la Policía Nacional, se pusieron 8 actas-denuncia por diversos motivos, desde la desobediencia a los agentes hasta el incumplimiento de las actuales normas sanitarias.

El segundo local denunciado lo fue por exceso de aforo, informó el Cuerpo Nacional de Policía. En esta intervención también se denunció a varios clientes por no llevar mascarilla y a dos por tenencia de drogas.

El dispositivo conjunto de la Policía Nacional, la Unidad Adscrita a la Comunidad Autónoma de Aragón y la Policía Local inspeccionó entre la tarde del sábado y la madrugada del sábado y domingo 5 locales de ocio en el barrio de San Lorenzo y el Tubo.

Además de los dos bares denunciados, en otros dos establecimientos inspeccionados no se detectaron incidencias mientras que en el quinto se denunció a dos clientes por tenencia de droga.

La Policía no confirmó qué bares fueron los inspeccionados y cuáles los sancionados.

La noche anterior, del viernes al sábado, se sancionó a otros dos bares por incumplir la normativa covid: el Cubitos (exceso de aforo, camareros sin mascarilla y uso de barra y de pista de baile) y el Mandala (sobrepasar el aforo y permitir fumar cachimbas en grupo, así como vender alcohol a menores). Este último estuvo cerrado la noche del sábado al domingo.

Bares a medio gas, calles y terrazas abarrotadas

La noche del sábado al domingo hubo muchísima gente de fiesta. El ambiente de las calles del Tubo se asemejaba al de una noche de San Lorenzo -es más, se parecía a una de las noches grandes de las fiestas- y se formaban muchos grupos en calles y plazas.

El interior de los bares era mucho más desangelado debido al aforo máximo del 50 por ciento. Muchos de los establecimientos -no todos, allí están los locales denunciados- tenían que impedir el paso a personas que querían entrar debido a que ya se superaba el tope de ocupación.

La fiesta estaba sobre todo en las terrazas -era bastante difícil hacerse un hueco- y en las calles y plazas. Un ejemplo fue un muy numeroso grupo de jóvenes que, en el Tubo de abajo, se congregaba alrededor de un altavoz con música muy alta. Cinco coches de policía hicieron acto de presencia pasada la medianoche y el grupo se dispersó para poco después volver a reunirse a escasos metros. De nuevo, aparición policial, grupo dispersado por un rato y otra vez a juntarse.  

Etiquetas