Huesca

FIESTAS

Los Olivos, una zona joven y en expansión pero con poco comercio

El sector, integrado en el barrio de San Lorenzo, vio cómo en verano del año pasado se inauguraba su centro de salud

La calle Teruel, la vía más comercial de Los Olivos.
La calle Teruel, la vía más comercial de Los Olivos.
Rafael Gobantes

La zona más nueva de la capital altoaragonesa, Los Olivos, se caracteriza por el gran número de espacios verdes y por la juventud de su vecindario, muchos de ellos parejas jóvenes con hijos pequeños.

El año pasado se cumplió una reivindicación del sector, la apertura del Centro de Salud Los Olivos. Con esto, la zona cuenta con equipamiento sanitario, los colegios Pirineos-Pyrénées y Pedro J. Rubio y el Palacio de Justicia.

En un sector todavía en desarrollo -hay bloques terminados hace unos meses y otros aún en construcción-, el comercio inicia su expansión. La calle Teruel es la gran arteria comercial de Los Olivos junto con avenida Monegros, donde hay establecimientos de diversos sectores con muchos años de trayectoria que prestan un servicio muy necesario y muy agradecido por los residentes en la zona.

Por su parte, la Asociación de Vecinos del Barrio de San Lorenzo ha echado en falta la carencia de servicios que sufren las viviendas de la parte más antigua del distrito, “donde la limpieza deja mucho que desear”, lamenta la representante vecinal Cristina Beltrán. La pasada semana tuvo que llamar a las brigadas de limpieza del Consistorio para que retiraran los residuos que se acumulaban en los cubos de basura. Tampoco mejora el estado de las calles, especialmente en la calle Teruel, “que casi nunca están limpias y casi siempre están estropeadas”, indica Beltrán acerca de las aceras.

El barrio mejoró con la llegada del Centro de Salud de Los Olivos, una reivindicación histórica de la asociación vecinal que actualmente ofrece una asistencia sanitaria muy buena, señalan. La respuesta a la falta de iluminación, servicios y comercios todavía no ha llegado, algo que esperan con ahínco y que ven necesario que el Ayuntamiento intervenga.

A pocos días de que se cumpla la festividad de San Francisco -que este año se limitará, por la pandemia, a una misa a las 19 horas presidida por el obispo-, los vecinos siguen sin recibir noticias por parte del grupo promotor que, desde 2017, intenta inscribir San Francisco de Asís como barrio propio. El colectivo de la zona de los Olivos, con 282 socios, pidió al Consistorio esta constitución oficial. El Ayuntamiento explicó en su día que, de momento, no era un asunto prioritario y ambas asociaciones vecinales, en el único encuentro que se ha producido hasta la fecha, no consiguieron acercar posturas. Desde la asociación de San Lorenzo lamentan que esta separación significaría “fragmentar el distrito por el casco viejo del barrio”, donde no vive mucha gente, y no podrían acceder a los servicios básicos. Pese a ello, mantienen la puerta abierta a conversar.  

Etiquetas