Huesca

SERVICIOS SOCIALES

Aragón, entre las Comunidades que menos recursos destinó a la dependencia en 2020

Se sitúan en un 83,3 % una cifra por debajo de la media nacional del 84,4 %

ley-dependencia
Una mujer dependiente junto a su cuidadora.
Efe

Aragón fue en 2020, el año en que se declaró la pandemia por coronavirus, la quinta comunidad autónoma del país que menos recursos destinó porcentualmente para financiar el sistema de la dependencia, un 83,3 % situado por debajo de la media nacional del 84,4 %.

Según los últimos datos del Observatorio de la Dependencia que elabora la Asociación Estatal de Directores y Gerentes en Servicios Sociales, la Comunidad aragonesa consignó el año pasado un total de 235,5 millones para atender a las 32.521 personas registradas como dependientes, un 3,9 % más de las que había en 2019.

De esta cantidad, 196,2 millones fueron aportados por el Ejecutivo regional (83,3 %) y 39,2 (16,7 %) por el Estado, con una consignación media de 7.244 euros por persona.

A pesar de haberse incrementado en Aragón en un 2,4 % la consignación global al sistema, la aportación recibida en 2020 por los dependientes aragoneses fue inferior a la media (7.991 euros) y muy alejada de las dos comunidades que encabezan el ránking, País Vasco (12.480 euros) y Extremadura (11.695).

A nivel nacional, Cantabria, Madrid, Castilla-La Mancha y La Rioja redujeron su gasto anual invertido en la atención a personas en situación de dependencia en 2020, el año de la pandemia.

En concreto, Cantabria disminuyó su inversión un 4,6 % frente al 4,4 % que aumentó el número de personas beneficiarias, mientras que Castilla-La Mancha redujo un 1,9 % su inversión y los beneficiarios crecieron un 0,9 %.

Sin embargo, en Madrid y La Rioja, además del gasto invertido disminuyó también la cifra de personas con derecho a prestación: en la primera bajó un 3,6 % la inversión y un 3,4 % los beneficiarios, y en la segunda se redujo un 1,8 % el dinero dedicado a dependencia frente al 4 % que disminuyeron los beneficiarios.

Los últimos datos del Observatorio, que cada año analiza la implantación del Sistema para la Autonomía y la Atención a la Dependencia (SAAD) con los datos oficiales del Imserso, constatan que en 2020 las comunidades autónomas financiaron el 84,4 % del sistema (con 7.517 millones de euros, un 4,13 % más que en 2019), mientras que la aportación estatal fue del 15,6 % (1.390 millones de euros).

El gasto medio por persona beneficiaria ascendió a 7.991 euros, si bien, los gerentes advierten de las grandes diferencias entre territorios.

País Vasco es la comunidad autónoma que destinó la mayor cantidad en atención por persona beneficiaria -12.480 euros anuales-, seguida de Extremadura (11.695), Navarra (10.250), Comunidad Valenciana (9.615) y Asturias (9.024).

En el lado opuesto se sitúan Andalucía (6.251 euros anuales), Galicia (6.547), Castilla y León (6.568), Cantabria (6.661) y Murcia (6.681).

Asimismo, el Observatorio también subraya que las comunidades que más invierten en dependencia por persona potencialmente dependiente y año son: País Vasco (2.552 euros), Extremadura (2.058), Navarra (1.719) y Castilla y León (1.634), y las que menos Galicia (868), Canarias (968), Asturias (1.051) y Cantabria (1.193).

Los gerentes de Servicios Sociales valoran el incremento de 623 millones de euros en los presupuestos de este año y esperan que en las cuentas que prepara el Gobierno para 2022 se contemple el mismo incremento.

En 2020, un total de 55.487 personas dependientes fallecieron en 2020 sin haber recibido las prestaciones o servicios que les correspondían, 152 cada día.

De ellos, 34.370 dependientes tenían reconocido ya el derecho a prestación pero aún no la recibían, mientras que otras 21.005 personas estaban esperando a que les resolvieran sobre el grado de dependencia.

Etiquetas