Huesca

HUESCA

Piden fondos a Europa para una movilidad más ecológica en Huesca

El Consistorio solicita una ayuda de 2,6 millones con el proyecto E-Motion, que incluye la tercera fase de Ramón y Cajal o un microbús para el Casco

Cristina de la Hera, Luis Felipe y Ana Loriente, este lunes en la presentación del proyecto.
Cristina de la Hera, Luis Felipe y Ana Loriente, este lunes en la presentación del proyecto.
Rafael Gobantes

El Ayuntamiento de Huesca ha elaborado el proyecto E-Motion para concurrir a los fondos europeos destinados a la transformación de la movilidad con fórmulas sostenibles. Se trata de siete propuestas por valor de 3,1 millones de euros, para las que aspira a obtener desde Europa una ayuda de 2,6 millones. De esta forma, el Consistorio quiere que en la ciudad haya una movilidad pública, más ecológica y digital en la que los oscenses puedan, por ejemplo, usar nuevos medios de transporte o conocer en todo momento desde una APP el estado de los aparcamientos o el horario de las zonas de acceso restringido o del transporte público.

En cuanto a los tiempos, la hoja de ruta del proyecto contempla la ejecución de las actuaciones hasta 2024, aunque la mayor parte deberían materializarse en los próximos dos años. Será dentro de tres meses cuando se comunique al Ayuntamiento si se le conceden o no estos fondos con los que quiere actualizar el plan de Movilidad Urbana de la ciudad, que es de 2012.

El alcalde de la capital oscense, Luis Felipe, ha presentado este lunes este completo plan entre cuyas actuaciones se incluye la tercera fase de paseo Ramón y Cajal, para el que se solicita una inversión de 1,4 millones. También se contempla la puesta en marcha de un microbús eléctrico por la zona del Casco o la ampliación de los carriles bici, con 4,3 kilómetros adicionales, que se sumarían a los 12,5 que ya existen.

Acompañado por la concejala de Movilidad, Ana Loriente, y la concejala de Fondos Europeos, el alcalde de Huesca ha destacado que en esta ocasión la financiación será “indispensable” para desarrollar esta iniciativa y ha valorado que habrá que gestionarla “en unos plazos y en unos tiempos”, algo para lo que el Consistorio confía claramente en su capacidad. Las siete propuestas que contiene el proyecto se dividen en cuatro apartados. El de Movilidad Activa es el punto con una mayor inversión. Cristina de la Hera ha detallado que dentro de esta línea se ha planteado la tercera fase de reurbanización del paseo Ramón y Cajal “porque tiene los objetivos de recuperar espacio para el peatón, para bicicletas, para zonas verdes y para áreas de descanso”. De esta forma, se quiere “hacer una transición lógica, ya que antes tenía una fisonomía de carretera, hacia una avenida que se convierta en un espacio amigo para el peatón”, ha apuntado.

El segundo de los ejes es el de Movilidad hipocarbónica, donde se reflejarían acciones como la puesta en marcha de un transporte de cero emisiones con una flota eléctrica y el fomento del uso de la bicicleta con la ampliación del carril urbano. Para ello se solicitan 630.000 euros que soportarían parte del coste de la adquisición del bus eléctrico, la implantación de una nueva línea de transporte sostenible, la ampliación del carril bici y la instalación de aparcamientos seguros para bicicletas.

Otro de los puntos se refiere a acciones para la creación de una Zona de Bajas Emisiones (ZBE) que, además, deberá implantarse antes de 2023, según marca la Ley de Cambio Climático y Transición Energética. Para ello se solicitan 460.000 euros. Por último, la digitalización de los servicios públicos de movilidad contaría con una propuesta basada en la aplicación Big Data, para la que se piden 230.000 euros. 

Etiquetas