Huesca

UNIVERSIDAD

La Universidad de la Experiencia, vertebra el territorio y difunde la cultura

Ángel Luis Monge, director de estos cursos, ha abierto el curso de este año, que cada vez cuenta con más alumnos

Imagen durante la apertura del curso de la Universidad de la Experiencia
Imagen durante la apertura del curso de la Universidad de la Experiencia
Rafael Gobantes

Vertebrar el territorio, difundir la cultura y sociabilizar. Esta es la triple función que tiene la Universidad de la Experiencia para Ángel Luis Monge, director de este curso. Así lo ha explicado este jueves en el acto de apertura del nuevo curso en el Alto Aragón, donde ha estado acompañado por Yolanda Polo y Marta Liesa, ambas vicerrectoras de la Universidad de Zaragoza, Luis Felipe, alcalde de la ciudad, y Luis Oro Giral, catedrático emérito de la universidad pública aragonesa y uno de los químicos más citados del mundo, que ha dado una lección inaugural que versó sobre las aportaciones de la química a los retos contemporáneos sobre el medio ambiente y el “desarrollo sostenible”.

En relación a las funciones que tiene la Universidad de la Experiencia, Monge ha apuntado que los alumnos -todos ellos mayores de 65 años-, tienen “muchas ganas de aprender y de acceder a la cultura”. Además, permite difundir información por todo el territorio altoaragonés y no solo en las capitales de provincia.

Y es que, historia, arte, literatura, economía y medicina son algunas de las temáticas que se abordan en las más de 350 conferencias y cursos que realiza la Universidad de la Experiencia para sus alumnos, “que cada año son más y siempre hay lista de espera”.

En cuanto a la sociabilización que permite estas clases, Monge ha considerado que “es una manera de salir de casa y conocer a gente nueva, lo que da lugar a nuevos grupos de amigos”.

Así mismo, el director ha agradecido a todos los alumnos su predisposición durante los dos últimos cursos que han estado marcados por la crisis sanitaria. Porque “las nuevas tecnologías son un obstáculo en muchos casos, y pese a ello, el descenso en las matrículas fue mínimo”.

Del mismo modo, Monge ha tenido un reconocimiento a todos los docentes implicados en este proyecto, puesto que tuvieron que grabar todas las clases desde sus domicilios. “No habría presupuesto en la UZ para pagar al profesorado que imparte estas clases”, ha señalado.

Para Luis Felipe esta es una oportunidad para “enriquecer la ciudad” y que forma a “personas muy capaces y además, con mucho interés por seguir aprendiendo”. En este sentido, el alcalde ha explicado que esta formación “se parece mucho a las escuelas griegas, donde no se aprendía por objetivos ni por hacer deberes, sino que se aprendía por vivencia vivida”.

Etiquetas