Huesca

CORONAVIRUS

El ocio nocturno, en vilo por la llegada del pasaporte covid

La DGA va a presentar al TSJA la norma que lo rige para que la autorice

Animado ambiente, este sábado al caer la noche en la plaza de los Fueros.
Animado ambiente, este sábado al caer la noche en la plaza de los Fueros.
Rafael Gobantes

Los locales de ocio nocturno de la capital oscense miran con inquietud la implantación del pasaporte covid en su sector. Aunque no será obligatorio pedirlo a los clientes, según informa el Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón, los establecimientos que se comprometan a solicitarlo podrán aumentar su aforo en interiores o retrasar su horario de cierre.

Por el momento, toca esperar para ver qué aspectos contempla la normativa sobre la regulación del pasaporte covid en el ocio nocturno que ha preparado el Gobierno de Aragón. Una vez que esté lista la orden, se remitirá en estos próximos días al Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) para que autorice su publicación en el Boletín Oficial de Aragón (BOA) para su entrada en vigor.

Expectantes, los empresarios oscenses del ocio nocturno, muestran sus dudas sobre la efectividad de esta medida y están a la espera de saber si tendrán que reforzar plantillas o qué condiciones regirán el reglamento. Hay variedad de opiniones y mientras algunos se refieren al sector como la “cabeza de turco”, otros están dispuestos a todo con tal de volver a trabajar.

La consejera de Sanidad, Sira Repollés, señaló recientemente que esta normativa se presentará este lunes o miércoles al TSJA y afirmó que es una “herramienta” que debe estar presente para utilizarse de cara a próximas flexibilizaciones en las medidas covid, cambios que podrían llegar después de las Fiestas del Pilar.

Esto también desconcierta a los hosteleros de Huesca, que se aferran a los buenos datos de la provincia altoaragonesa y a los mínimos contagios que registra la capital oscense, que se encuentra a punto de pasar a la ‘nueva normalidad’.

Cuando se ponga en marcha el pasaporte covid, en las próximas semanas, aquellos empresarios del ocio nocturno que decidan pedirlo verán incrementados sus aforos, tipo de actividad y horarios, “en dependencia de presentar el certificado de vacunación”, recalcó la consejera. Y es que, la posibilidad de que todos los clientes del ocio nocturno estén vacunados permitiría, según planteó, “mucha más flexibilidad”.

Cabe recordar que actualmente, el aforo permitido en los locales de ocio nocturno es del 50 % en el interior, y con la obligación de permanecer sentados. Tampoco se permite el consumo en barra y la hora de cierre para estos locales está fijada a las cuatro de la madrugada.

Miguel Ollés, presidente de la sectorial del ocio nocturno de la Asociación Provincial de Hostelería, se muestra cauto sobre la llegada del pasaporte covid a su sector y manifiesta su expectación. “Algunos empresarios comentan que esto tiene un coste añadido. Otros establecimientos sí que tienen ya un guardia jurado que puede hacer esta gestión, pero a los locales más pequeños les estás añadiendo un gasto extra”, comenta.

A expensas de que se publique la norma para conocer con rigor su contenido, puntualiza que “si solo se ciñe al ocio nocturno la gente podrá estar en un bar o una cafetería hasta las dos y media de la madrugada sin el pasaporte y, en cambio, para venir a nuestros locales tendrá que tenerlo. Creo que aquí hay un punto de discriminación”.

Críticas a cafeterías que funcionan como pubs

El representante del ocio nocturno oscense hace alusión también a la “competencia desleal” que supone para su sector que haya en la capital oscense establecimientos con licencia de cafetería que “están haciendo ocio nocturno” y que pueden abrir hasta las 2:30 horas. Miguel Ollés asegura que estos locales “se anuncian como ocio nocturno y funcionan como tal. Es decir, no puedes estar hasta las dos y media de la madrugada sirviendo café”.

Por ello, dice, la asociación provincial de Hostelería está “intentando que el Ayuntamiento de Huesca establezca para estas cafeterías el cierre a la una porque hay que controlar estos establecimientos ilegales que funcionan como pubs, sin tener esta licencia”.

Por otro lado, Andrés Bailo, propietario del Bar Tararí, plantea que, en caso de tener que pedir a los clientes el pasaporte covid, hay que dotar al ocio nocturno de “una herramienta para poder comprobar la veracidad de lo que nos traigan, ya sea con una aplicación, un lector de código QR o lo que sea. No nos podemos hacer nosotros responsables de esto”. Desde este punto, considera que hay que ver las condiciones que supondrá para estos locales el solicitar esta garantía de inmunidad. “Merecerá la pena si optamos a unas condiciones prácticamente de normalidad, si no, no tiene ninguna lógica. Estaría bien que nos quitaran las mesas del interior, que se pudiera consumir en barra, bailar y ampliar el aforo al máximo”, indica.

Las medidas actuales, afirma, siguen limitando “muchísimo” al ocio nocturno. “Nuestra actividad no tiene nada que ver con cómo era antes de la pandemia. Sí que es verdad que a nosotros la terraza nos ha ayudado a poder mantenernos, porque si no hubiese sido inviable seguir abiertos”, comenta.

Por su parte, Carlos Bordonaba, propietario de El Palmar y La Cantina, destaca en primer lugar que “desde el momento en el que se nos ha vendido que la vacunación es la clave para acabar con la pandemia, la panacea, si tengo que pedir el pasaporte covid ya no aceptaré ningún tipo de restricción”.

Se refiere también a instaurar un 100 % de aforo, el máximo horario y a permitir a los clientes estar de pie en el interior de los locales de ocio nocturno “que es lo que está haciendo el resto de Europa”, apunta. Rechaza, por tanto, cualquier posible norma que fije el aforo en interiores al 75 % o que no permita el consumo en barra ni retrasar el horario de cierre. Además, en su opinión tener que aportar de su bolsillo medios de personal, un lector de código QR u otro tipo de registro “para aún así seguir trabajando a precario como llevo haciendo los últimos 18 meses, que me expliquen de qué me vale ese pasaporte covid”.

Por otra parte, también considera que la DGA debe facilitar al ocio nocturno un sistema para verificar el documento. “Que me den las herramientas para poder validarlo. Si a mí me presentan un papel que fácilmente es falsificable y no tengo manera de verificar el QR, no le veo mucho sentido tampoco”, comenta. Este empresario asegura que en su trayectoria en el sector ha visto falsificaciones de DNI “muy bien logradas”, por lo que teme que pase lo mismo con el pasaporte covid.

Carlos Bordonaba expone una vez más que el ocio nocturno ha sido “la cabeza de turco” en materia de restricciones. “Aún no he conocido ningún brote ni ningún caso aislado relacionado con nuestros locales. Lo del pasaporte covid, estaría bien, pero a ver cuáles son las condiciones, no vaya a ser que luego nos exijan responsabilidades”, advierte. Asimismo, plantea que si se van a instaurar flexibilizaciones tras las Fiestas del Pilar, “en Huesca que lo hagan ya, ahora que estamos tan bien. No tenemos por qué depender de lo que pase en Zaragoza. Si después de las fiestas suben los casos, no me habrán dejado trabajar con más libertad, cuando sí que hubiese podido hacerlo. Ni viven, ni dejan vivir. Tenemos mucha inquietud, siempre”, asevera.

Para salir del ERTE

Mari Cruz Cedrún, propietaria de la Sala Edén, se muestra rotunda: “Queremos trabajar ya de una vez. Al único empleado que tengo al 100 % es al portero, al resto del personal los tengo a horas, porque otras están en el ERTE. Lo único que quieren mis empleados es cobrar su sueldo al cien por cien y que el negocio salga adelante”.

Desde este planteamiento comenta que si tiene que pedir el pasaporte covid para aumentar su actividad lo hará. “Nosotros siempre hemos hecho las cosas bien desde hace 24 años, y lo vamos a seguir haciendo dentro de la ley. Si hay que pedir el pasaporte covid, se pedirá”, indica. Las actuales restricciones del ocio nocturno, expone, “al menos nos permiten ir tirando. No es para echar cohetes, pero al menos ya vamos un poco mejor”. Y apunta finalmente que si tiene que contratar a otro portero porque es necesario para pedir el pasaporte lo hará, “porque lo que queremos ya es trabajar”, recalca. 

Etiquetas