Huesca

CORONAVIRUS

La letalidad de la covid, por debajo o en el 1 % desde mayo

La media diaria de fallecidos ha bajado en Aragón hasta los 2,5

La letalidad ha ido retrocediendo conforme ha avanzado la campaña de vacunación.
La letalidad ha ido retrocediendo conforme ha avanzado la campaña de vacunación.
Rafael Gobantes

Con más del 90 por ciento de los aragoneses mayores de 12 años con al menos una dosis de la vacuna contra la covid, la letalidad de la pandemia se sitúa desde hace meses muy alejada de los picos que llegó a tener en olas pasadas.

Según el último dato disponible en la web data covid de la DGA -correspondiente al 6 de septiembre-, el coronavirus estaba matando a uno de 100 contagiados, casi cuatro veces menos que el 3,9 por ciento de letalidad (1 fallecido cada 25 contagiados) que hubo a mediados de diciembre del año pasado

No se consideran los datos de la primera ola ya que la letalidad (número de fallecidos cada 100 infectados) está muy distorsionada por la falta casi absoluta de pruebas que hubo en la primavera de 2020. Esta ausencia de PCR disparó la letalidad a 18,8 muertos cada 100 enfermos, ya que prácticamente solo se detectaban los casos graves o muy graves.

Sin embargo, desde el 6 de mayo de este año hasta este 13 de agosto, la letalidad de la covid en Aragón ha estado por debajo del 1 por ciento. Ese 6 de mayo solo el 35,44 por ciento de los aragoneses mayores de 18 años tenía al menos una dosis (el 16,77 por ciento, ya pauta completa), pero entre los más mayores el porcentaje de vacunados con las dos dosis eya ra del 91 por ciento para los mayores de 80 años y del 71 por ciento para las personas entre 75 y 79 años.

A partir del 14 de agosto, y a consecuencia de la sexta ola -con una incidencia solo comparable a la de otoño de 2020-, la letalidad se incrementó levemente, pero nunca pasó del 1,1 por ciento, muy lejos de los máximos del 3,9 por ciento (se excluye la primera ola por la falta de pruebas).

Todos los porcentajes de letalidad en la data covid se dan en media a 30 días, es decir, el número de fallecidos entre los contagiados en esos 30 días.

La letalidad llegó a un 0,2 por ciento a inicios de julio

Aunque ahora la letalidad está en un 1 por ciento, ha llegado a estar más baja. La sexta ola se inició a finales de junio entre los no vacunados, los jóvenes, pero su mayor efecto en hospitalizaciones y muertes no se dejó notar hasta varias semanas después, como ocurre en cada pico epidémico de covid.

Pues bien, en las semanas previas al estallido de la sexta ola y en las siguientes hasta que empezó a notarse en ingresos y defunciones, la letalidad se mantuvo por debajo del 1 por ciento, con un mínimo del 0,2 por ciento entre el 5 y el 14 de julio.

Otra forma de comparar la efectividad, que no infabilidad, de las vacunas es con la media de fallecidos diarios. En las dos peores olas -la primera en primavera del año pasado y la tercera, en otoño de 2020-, Aragón llegó a lamentar 28,1 muertes diarias. Los primeros pinchazos, con un ritmo desesperadamente lento, comenzaron a ponerse el 27 de diciembre, fechas para las que se notificaban 7,9 muertos diarios en media mensual.

Tres meses más tarde -el 27 de marzo-, se habían puesto 239.527 dosis (44.146 en la provincia) y había 87.191 aragoneses inmunizados. El número de fallecidos diarios en media mensual ya había descendido a 3.

Al medio año de vacunación, el 27 de junio y ya con 462.407 aragoneses inmunizados -el 41,41 por ciento de los mayores de 18 años-, el número de decesos diarios no llegaba a 1 (0,9).

Esta cifra aumentó, sin embargo, a los 9 meses de vacunación (27 de septiembre). Cabe apuntar que entre medias Aragón sufrió la segunda mayor incidencia acumulada de la pandemia con la ola iniciada a finales de junio. Solo comparable con la de otoño del año pasado, la sexta y por ahora última onda epidémica estuvo relativamente cerca de sobrepasar ese pico (1.120,9 de incidencia acumulada a 14 días en la provincia este verano; 1.407,4 en la de otoño del año pasado).

Pese a este fortísimo incremento de la incidencia, el número de muertes, aún habiendo, no se incrementó al mismo ritmo -tampoco las restricciones- y el 27 de septiembre, nueve meses después del primer pinchazo y todavía coleando la sexta ola, la media diaria de fallecimientos en Aragón era de 2,6.

La vacunación con pauta completa, por su parte, había avanzado hasta llegar al 87,46 por ciento de aragoneses mayores de 12 años. Cabe apuntar que la DGA calculó los primeros meses el porcentaje de vacunados a partir de la población mayor de 18 años y luego lo cambió abarcando a todos a los mayores de 12 años.

Asimismo, la letalidad (número de muertos cada 100 contagiados) ha ido retrocediendo conforme avanza la campaña de vacunación. El primer día que se comenzó a vacunar, la letalidad llegaba al 3,7 por ciento. La ola de otoño todavía se dejaba sentir en los datos (recordemos que son media del mes previo).

Tres meses más tarde, el 27 de marzo, la letalidad había bajado al 2 por ciento y al medio año de vacunación -el 27 de junio- era del 0,4 por ciento. Todavía sin datos para los nueve meses de campaña -el 27 de septiembre-, la fecha más cercana es el 6 de septiembre, con un 1 por ciento.

Etiquetas