Huesca

SERVICIOS PÚBLICOS

Profesionales demandan la necesidad de "un transporte sanitario de calidad"

La plantilla lleva ocho meses en huelga indefinida y demanda mejorar el servicio, “muy básico”, y las condiciones laborales

Trabajadores del transporte sanitario, en la concentración de este sábado.
Trabajadores del transporte sanitario, en la concentración de este sábado.
Rafael Gobantes

Ocho meses después de comenzar una huelga indefinida por la “precariedad” del transporte sanitario y de las condiciones laborales, la situación sigue igual y “sin atisbos de llegar a ningún acuerdo” con las empresas adjudicatarias, Acciona para el transporte de emergencias y Transalud para el programado.

La plantilla de ambas empresas se ha concentrado este sábado por la mañana en la plaza Navarra de Huesca. Óscar Rubio, delegado sindical por SCS (Sindicato Cooperación Sindical), ha enfatizado la reivindicación de contar con un transporte sanitario “de calidad”: “Hay muchísimos, muchísimos vehículos, dotaciones y personal que está localizado (es decir, de guardia pero no en una base) y eso significa que cuando nos llaman para una emergencia, cabe la posibilidad de que el personal y el vehículo no estén presenciales”, especialmente en las zonas rurales.

Hasta 15 minutos pueden pasar desde que se llama al 061 por la urgencia hasta que la ambulancia sale a atender al paciente, a lo que hay que sumar el tiempo de desplazamiento hasta el lugar en sí. La consecuencia obvia de esa circunstancia es que “el servicio se demora muchísimo”, respecto a lo que Rubio ha recordado que se habla de emergencias sanitarias y que “casi siempre” el paciente necesita ser atendido rápidamente.

Convenio paralizado y retrasos en las nóminas

Ciñéndose a las condiciones laborales, Rubio ha explicado que el convenio lleva “paralizado bastantes años” y que las condiciones laborales son “bastante precarias”. “En muchos sitios no tienen ni siquiera una base física para poder realizar cosas tan básicas como la limpieza y desinfección de los vehículos o cambiarse el personal que trabaja, y la pandemia ha agravado esto”, ha apuntado a modo de ejemplos de la precariedad.

La falta de sitios para los vehículos, “sobre todo en el medio rural”, hace que los mismos se limpien y desinfecten en la puerta de la casa del trabajador o donde se aparque el vehículo, ha apuntado Rubio. “Precariza muchísimo el servicio e incluso perjudica claramente al paciente toda esta falta de medios”, ha manifestado.

También se demanda no ser considerado conductor, sino tes (técnico de emergencia sanitaria), ya que además es la titulación que se exige.

Por otra parte, ha indicado que los trabajadores del transporte sanitario programado, cuya adjudicataria es Transalud, cobran tarde, “en algunos casos llega el día 10 u 11 y no han cobrado”. “Es una ute formada por dos empresas que se echan la culpa la una a la otra, pero al final el perjudicado es el trabajador”, ha resumido.

Rubio ha aludido a la responsabilidad de la DGA, de la que “depende el servicio”. “El otro día estuvimos en el Sama con la patronal e invitamos a venir a la DGA, pero lo declinó”.

Etiquetas