Huesca

congreso de periodismo de huesca

El Congreso de Periodismo pone en valor la labor de los medios como servicio a la sociedad

Jordi Juan habló de la gran oportunidad que trae el entorno digital al mundo del periodismo

Beatriz Navarro hizo subir al escenario a su  marido y a sus hijos para celebrar el premio.
Beatriz Navarro hizo subir al escenario a su marido y a sus hijos para celebrar el premio.
Verónica Lacasa

La capital oscense acoge durante tres días el Congreso de Periodismo de Huesca, un foro de debate y aprendizaje sobre la profesión periodística en el que se está analizando el presente de la profesión, hablando de su futuro e incluso intentando desvelar cuál será el mejor camino a seguir. La cita arrancaba en la tarde de este miércoles con la conferencia inaugural a cargo de Jordi Juan, director de La Vanguardia, que reivindicó a los periodistas y a los medios como “un servicio para la sociedad”.

Previamente, se procedió a la entrega de XIX Premio de Periodismo José Manuel Porquet a Beatriz Navarro, una periodista natural de Sabiñánigo que ha desempeñado toda su carrera profesional fuera de su tierra y que no ocultó su satisfacción al ser merecedora de esta distinción. Durante este acto, se homenajeó la figura del periodista oscense que da nombre al premio y se recordó su trayectoria profesional.

Además, María Victoria Broto, consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales del Gobierno de Aragón; Isabel Poncela, presidenta decana de la Asociación de Periodistas de Aragón, y Cristina de la Hera, concejala de Tecnología del Ayuntamiento de Huesca también se dirigieron a los presentes.

Jordi Juan fue el encargado de inaugurar el Congreso.
Jordi Juan fue el encargado de inaugurar el Congreso.
Verónica Lacasa

En su intervención, Jordi Juan se mostró muy optimista respecto al “buen momento que vive el periodismo”, dijo no compartir “el discurso agorero que algunos venden” y habló de “una nueva oportunidad gracias a lo digital” en la que consideró prioritaria la “versatilidad de los periodistas”.

Durante su discurso desgranó, uno a uno, los doce puntos en los que centró su charla, destacando aspectos como que, pese a haber perdido el monopolio de la información, los medios tradicionales “ofrecen fiabilidad” al contrario que las ‘fake news’.

Consideró primordial que los medios tengan una nueva organización, en la que “la planificación sea lo esencial y no se improvise” y que además “se asuman nuevos roles en las redacciones”. Y a la hora de escribir defendió valores como la “honestidad”, argumentando que “los periodistas y los medios somos un servicio para la sociedad”.

También habló de “la proximidad” es decir de “estar abiertos a los lectores y que vean lo que hacemos y cómo lo hacemos”, además de “la pluralidad para llegar a todos”. Tras catalogar a Google y Facebook como amenazas para los medios, defendió la usabilidad y tecnología en los medios algo que se logra, aseguró, “convirtiéndonos en empresas mediatech”.

Y detalló algunas de las fortalezas de La Vanguardia, que pasan por “la calidad, la innovación, el ofertar la mirada de una España periférica y ser un lugar de encuentro”. Analizó la importancia de hacer un buen periodismo digital, una tarea que comparó con la de los cocineros y que se basa “en una buena mezcla de ingredientes”. Y finalizó con el mismo mensaje inicial, reconociendo el “momento excepcional que vive el periodismo”.

Beatriz Navarro, corresponsal de La Vanguardia en Bruselas, recibió de manos de María Victoria Broto y de Isabel Poncela el XIX Premio de Periodismo José Manuel Porquet.

La galardonada, se mostró agradecida por “ligar mi nombre a este gran periodista” y recordó lo mucho que disfruta con un oficio cuya clave es “ir, escuchar, oír y contarlo”, algo que ha podido desarrollar en sus años como corresponsal en Washington y Bruselas, dos ciudades en las que, agregó, “pude hacer periodismo de salón, o mejor dicho en uno de moqueta y en el otro de barras y estrellas”.

Recordó su “temprana vocación” y afirmó que para ella “ser periodista es una suerte de licencia para ser curiosa”. Y puso en valor el importante papel de los medios “como brújula en medio de tanta propaganda”.

Concluyó sus palabras haciendo un alegato “a las mujeres, en especial a las periodistas”, pero también “a las madres que dejan volar a sus hijas para que cumplan su sueño, a las amigas -auténticas confidentes-, y a las periodistas que hay muchas haciendo un gran trabajo y no siempre sean la cara más visible”. Además dedicó unas palabras a su marido, que al término de su alocución subió al escenario junto a sus hijos y compartieron una foto de familia con el recién recibido premio.

Etiquetas