Huesca

huesca

Nace en España un Observatorio con el objetivo de evitar la muerte súbita en el deporte

Este proyecto está coordinado por Nuria Garatachea, profesora en el Campus de Huesca

Acto de presentación del Observatorio estatal para el Estudio y la Prevención de la Muerte Súbita.
Acto de presentación del Observatorio estatal para el Estudio y la Prevención de la Muerte Súbita.
Pablo Segura

Con el objetivo de salvar vidas y de que la población realice deporte de la manera “más segura posible” para evitar la muerte súbita durante la práctica del ejercicio físico ha nacido a lo largo de este año y al amparo del Consejo Superior de Deportes, el Observatorio estatal para el Estudio y la Prevención de la Muerte Súbita en el Deporte (Premubid).

Esta iniciativa, que reúne a investigadores de una docena de universidades tanto de España como de diferentes países europeos, está coordinada por la profesora de la Facultad de Ciencias de la Salud y el Deporte de la capital alto aragonesa, Nuria Garatachea.

“Este proyecto ha nacido gracias a una convocatoria del Consejo Superior de Deportes y queremos que continúe en el tiempo para seguir trabajando en esta línea y cumplir nuestro objetivo”, reconoció la docente en el acto de presentación de este Observatorio que tuvo lugar en la Facultad de Empresa y Gestión Pública del Campus de Huesca.

En cuanto a sus líneas de trabajo, esta iniciativa quiere crear un foro de investigadores para que estudien el riesgo cardiovascular asociado al deporte a alta intensidad. “Esta sería la parte más científica del proyecto, de la cual se encargarán los investigadores de las universidades que participan”, explica Garatachea, mientras que la segunda línea de trabajo es “hacer una recopilación de buenas prácticas para, posteriormente, poder aplicar, trasladar y diseminar este conocimiento a través de las federaciones españolas, autonómicas, clubes y deportistas”.

Todo ello con el objetivo de “salvar vidas”, en este caso, “mediante la prevención de la muerte súbita”. Para lograrlo son más de 40 personas procedentes de diferentes universidades, así como de tres federaciones deportivas del país, como son la de atletismo, ciclismo y triatlón, y de varias empresas dedicadas al ámbito biomédico, las que trabajarán en varios grupos de trabajo.

La paradoja

Si las enfermedades cardiovasculares se combaten con ejercicio físico, ¿Cómo es que el deporte aumente el riesgo de mortalidad por enfermedad cardiovascular? Ante esta paradoja, la profesional explica que sí, “las enfermedades cardiovasuclares son la principal causa de muerte en el mundo”, pero recuerda que “el entrenamiento deportivo ha demostrado ser una estrategia eficaz y rentable para su prevención”, e indica que, “a alta intensidad, junto con otros factores asociados, el riesgo de mortalidad por este tipo de enfermedad aumenta”.

En este sentido, Garatachea apunta que, “la población en general nunca va a llegar a dosis tan altas de ejercicio físico, ya que llegar a este nivel supone muchas horas a la semana y a intensidades muy altas”. Sin embargo, esta situación sí afecta a las personas que entrenan mucho y “someten al corazón a una sobreexigencia muy elevada”.

Por ello, una de las medidas “más importantes” para evitar este tipo de muerte que recomienda la docente a la población que se prepara para maratones o “pruebas exigentes como es la Quebrantahuesos”, es que se realicen un control médico antes de la preparación y del entrenamiento. “Este tipo de reconocimientos tiene que estar de acuerdo al entrenamiento y a los objetivos que se quieren alcanzar”, especifica.

Así mismo, “otra medida fundamental” es que los entrenamientos “estén en manos de un profesional”. Es decir, “las personas no pueden hacer ejercicios por que se lo ven a amigos, familiares o compañeros, ni tampoco seguir pautas de internet”, subraya, porque las tablas de entrenamientos cuando sean de alta intensidad, “tienen que estar bien pautadas por profesionales, adaptadas a cada individuo”, además, “tiene que hacerse un seguimiento de cómo la persona se va adaptando a esas cargas”. Por otro lado, y aunque esto no dependa del deportista, “es fundamental, y está demostrado, la presencia de desfibriladores semiautomáticos en eventos deportivos”, subraya Garatachea. “Y este es otro de los temas a abordar en el Observatorio dentro de las citas deportivas”, apunta.

En el acto también estuvo Marta Liesa, vicerrectora del Campus de Huesca; el presidente de la Federación Española de Atletismo, Raúl Chapado; el director general de Deportes de la DGA, Javier de Diego; el investigador en salud y actividad física, y decano Facultad de Ciencias De la Salud y el Deporte, Germán Vicente; y el teniente de alcalde de la ciudad de Huesca, José María Romance.  l

Etiquetas