Huesca

lotería

La suerte deja 102.000 euros en la provincia de Huesca repartidos en dos premios de Bonoloto y la Quiniela

Las apuestas se sellaron en el estanco de la plaza Alfonso I el Batallador de la capital oscense y en el de la plaza de la Estación de Monzón

María Laiglesia muestra orgullosa el premio que ha repartido con una apuesta automática de Bonoloto de 1 euro.
María Laiglesia muestra orgullosa el premio de 58.066 euros que ha repartido con una apuesta automática de Bonoloto en la que el agraciado solo gastó 1 euro.
S. E.

La suerte ha hecho un par de paradas en la provincia de Huesca este fin de semana, donde ha dejado 102.000 euros repartidos en dos premios de bonoloto y la Quiniela sellados en la capital altoaragonesa y en Monzón. El sábado, el estanco de la plaza Alfonso I el Batallador de la ciudad de Huesca repartió un premio de 58.066 euros a un único acertante de la Bonoloto. El agraciado en cuestión, o agraciada, se llevó esta jugosa cantidad tras haber gastado tan solo un euro en una apuesta automática sacada por terminal con la que ha conseguido cinco aciertos más el complementario. 

María Laiglesia, propietaria del estanco, la expendeduría nº 7 de Huesca, ha comentado que la apuesta fue automática, "es decir, la persona no dijo los números, los dio la máquina". 

El azar quiso que se embolsara esta cantidad, si bien es cierto que un acierto más se hubiese llevado todo el bote de la Bonoloto de ese día, que ascendía a 600.000 euros. 

Este céntrico estanco de la ciudad de Huesca ya repartió un segundo premio de Lotería nacional el pasado 2 de septiembre, dotado con 60.000 euros por serie. 

Estos premios hacen que los clientes de este estanco apuesten más en el establecimiento.  "Se nota bastante. A la gente le llama la atención y juegan a ver si les toca a ellos", ha manifestado María Laiglesia. 

Tanto es así, que en el estanco ya no quedan décimos del número que ha estado vendiendo para el sorteo de Navidad. "La lotería para el Gordo de la casa, nuestro número fijo, ya la tenemos agotada desde el mes pasado. Este año se nota que se está comprando más lotería", ha asegurado. 

En su local, ha explicado, al ser un estanco no hay décimos como tal, "Sale el papelito de la máquina y nos van pidiendo terminaciones o igual un número que igual venden en Sevilla, y si está disponible se lo sacamos", ha detallado. 

Y aunque ha asegurado que desconoce la identidad del agraciado no duda en que "habrá empezado la semana de maravilla".

Por su parte, José Ángel Ansón, propietario del estanco ubicado en la plaza de la Estación de Monzón, ha manifestado su ilusión por haber repartido un premio de 44.000 euros con un boleto reducido de la Quiniela, de tres dobles y tres triples, en las que la persona agraciada se gastó 12 euros. 

"Es una satisfacción tener a mis clientes contentos", ha señalado José Ángel Ansón, quien ha apuntado que la venta del Gordo de Navidad va mejor que el año pasado. 

Etiquetas