Huesca

MOVILIZACIÓN

Convocan huelga para el puente de la Constitución en transporte de viajeros

Los días 3 y 4 de diciembre habrá paros parciales, y el 6 y el 8 serán totales si no hay acuerdo en la mediación del Sama

El transporte de viajeros por carretera en Huesca, ante un futuro incierto
Una asamblea de trabajadores acordó esta medida.
P.S.

El alrededor de 600 trabajadores de una docena de empresas de transporte de viajeros por carretera de la provincia están convocados a cuatro jornadas de huelga -dos de ellas de 24 horas- los días 3, 4, 6 y 8 de diciembre, coincidiendo con el puente de la Constitución. Una asamblea de trabajadores acordó esta medida después de que las negociaciones del convenio colectivo hayan encallado, apuntaron los sindicatos UGT y CSIF.

Las movilizaciones contra el convenio provincial “más bajo y precario del sector en Aragón” comenzarán con dos paros parciales los días 3 y 4 de diciembre (de 14 a 20 horas el primero; de 8 a 14 horas el segundo), mientras que la huelga será de 24 horas los días 6 y 8 de diciembre.

Antes de la huelga, las dos partes (los sindicatos CSIF y UGT, y la patronal de la Federación de Empresarios del Transporte) están convocados a un acto de mediación en el Sama.

Los motivos para la huelga son el “estancamiento” de las negociaciones del convenio colectivo, que expiró hace casi dos años, así como “la modificación de las propuestas una vez realizadas y acordadas”.

Los descansos semanales, los días de libre disposición, la consideración de qué es un fin de semana festivo, los contratos a tiempo parcial y los salarios son los puntos de bloqueo, expusieron las centrales sindicales.

Jesús Ramos, de CSIF, señaló a modo general que “se debe negociar, pero en condiciones”, acusando a la patronal de querer un convenio que “empeore las condiciones” en aspectos como los días de libre disposición: “Fuimos al juzgado porque incumplían y nos dieron la razón, pero ahora nos los quieren quitar”.

Por parte de UGT, Eugenio Novella detalló algunos de los aspectos que más soliviantan a los trabajadores, como la regulación de la jornada -con especial incidencia de los descansos semanales, y los festivos y vacaciones- o los 16 fines de semana festivos al año.

Sobre esto último parecía haber acuerdo en la cifra entre ambas partes, pero Novella recalcó que la patronal interpreta que un fin de semana “empieza el viernes por la tarde y acaba el domingo por la tarde”, teniendo que trabajar ya ese domingo por la tarde. “Eso no es un fin de semana”, expuso el representante de UGT.

Y de “esclavitud absoluta” tachó la práctica de parte del sector con los contratos a tiempo parcial. “Hay gente que hace 14 ó 15 horas pero solo se les computan 4 ó 5 horas de trabajo efectivo. La única que tiene estos contratos es Alosa, con jornadas con muchas particiones. Por ejemplo, te mandan a Zaragoza a hacer un servicio y te cortan allí (el horario de trabajo computado), pero te tienes que quedar varias horas” hasta hacer otro servicio. “Es una aberración”, expresó Novella.

En el apartado salarial, los sindicatos quieren que al final de la vigencia del convenio (diciembre de 2023) se compare la inflación de esos años con las subidas salariales y la diferencia se aplique a tablas pero “sin carácter retroactivo”.  

Etiquetas