Huesca

CONCIERTO

Elefantes: "Estos conciertos nos permiten una cercanía que disfrutamos"

El grupo de pop rock actúa este viernes (20.30 horas) en Huesca, con un nuevo show Al desnudo

Fotografía oficial de esta gira.
Fotografía oficial de esta gira.
S.E.

Las letras y melodías de Elefantes regresan este viernes, Al desnudo, a las 20:30 horas, al auditorio Carlos Saura del Palacio de Congresos de Huesca.

El grupo musical ofrece un esperado concierto después de casi dos años de silencio. Y lo hace con un nuevo espectáculo completamente novedoso para la banda, en el que se repasan las canciones más emblemáticas de sus más de 25 años de trayectoria. Tal y como desvela a este periódico Juan Manuel Álvarez Puig, más conocido como Shuarma, uno de los miembros del grupo de música pop rock originario de Barcelona, “a lo largo de los años hay canciones que se han convertido en imprescindibles en nuestro repertorio, tanto para nosotros como para el público y, esas no faltarán”.

Tras el momento que nos ha tocado vivir, destacan desde la agrupación sobre el concierto  que no hay nada más valioso que la cercanía, y es precisamente por eso que Elefantes ha elegido para esta gira recintos adecuados para enfrentarse a las canciones desde su más pura esencia, reconectando con el alma de las mismas porque, como indica el músico, “estos conciertos nos permiten una cercanía que disfrutamos mucho. Creemos que será una gira fantástica que todos disfrutaremos enormemente”.

En cuanto a cómo está siendo esta vuelta a los escenarios, revela Shuarma que “muy emocionante, esta parada obligada no nos ha gustado a nadie y todos estamos deseando volver a la normalidad, así que son conciertos muy esperados”. Así explica que estos “son conciertos para estar cerca de nuestro público y para poner en marcha la máquina otra vez”, porque advierte que “después de esta gira de reencuentro, acabaremos el disco nuevo y en marzo o abril lo editaremos. Un disco especial, con un sonido distinto al habitual en nosotros. Un paso adelante”.

Subirán al escenario, como siempre, con ganas de transmitir buen ambiente porque, añade, “es nuestra manera de entender la vida y esta profesión de la que tan orgullosos nos sentimos de formar parte”, y a pesar de las tablas que tienen confiesa Shuarma que hay muchos nervios. “Cada vez más, yo creo que es porque después de tantos años nos sentimos muy afortunados de seguir teniendo un público tan fiel y queremos hacerlo cada vez mejor”.

Etiquetas