Huesca

ENTREVISTA

“La Edad Media supone una caída tecnológica impresionante”

Isaac Moreno, ingeniero, ofrece esta tarde, a las 19 horas, una ponencia sobre vías romanas en Huesca

Isaac Moreno.
Isaac Moreno.
S.E.

El ingeniero técnico de Obras Públicas del Ministerio de Fomento y Graduado en Geografía e Historia Isaac Moreno ofrecerá estar tarde, a partir de las 19 horas, una conferencia sobre la Ingeniería de las vías romanas: algunos casos del norte aragonés, en el Salón de actos del Instituto de Estudios Altoaragoneses (IEA) de Huesca.

Moreno defiende que las vías romanas fueron verdaderas carreteras en la antigüedad y subraya que el carro era el vehículo que las transitaba, con preferencia a ningún otro medio de locomoción.

Y es que “tenía que ser un gran estado como el romano, centralizado y con impuestos, para realizar obras de esa envergadura económica porque se constatan transportes de materiales de, a veces, hasta veinte kilómetros”, apostilla. Es algo que apenas ha llegado a nuestros días porque desaparece en la Edad Media, indica el ingeniero, porque “no había intereses más allá de veinte kilómetros, los señores feudales tenían territorios muy pequeñitos y los reinos no tenían esa posibilidad, ni científica ni tecnológica y, mucho menos, económica de hacer carreteras de esta índole”. De hecho, advierte, “hemos estado catorce siglos incomunicados por carro, solo se podía ir con mulos, entre el mundo romano y finales del siglo XVIII, en España, no se ha hizo ninguna carretera”.

"La Edad Media supone una caída tecnológica impresionante, se dejan perder las vías, porque se deja de invertir en ellas, por tanto se autodestruyen"

En este sentido, añade que “la Edad Media supone una caída tecnológica impresionante, se dejan perder las vías, porque a pesar de comunicar muy largas distancias, se deja de invertir en ellas, por tanto, se autodestruyen”.

Asegura el experto que “realmente, es un tema muy desconocido porque la gente tiene una imagen de las vías romanas completamente diferente a cómo son” y, continúa “ese es uno de los principales problemas por lo que no se conocen”.

Moreno hará hincapié en las tres vías principales del norte de Aragón: la Cesaraugusta al Bearn, que pasaba por Jaca; los caminos del Diablo de Monegros, de Gelsa a Lérida, atravesando Los Monegros; y la vía Zaragoza- Huesca- Lérida y los vestigios que de cada una de ellas se ha ido encontrando porque, dice el historiador, “aunque queda algo, sigue siendo absolutamente desconocido”.

Etiquetas