Huesca

meteorología

La nieve obliga a usar cadenas en varios tramos del Pirineo altoaragonés y suspende rutas escolares

La presencia de niebla hace necesario también extremar la precaución en carretera

Nieve en Candanchú este miércoles.
Nieve en Candanchú este miércoles.
Pablo Segura

Las condiciones meteorológicas adversas debidas a la nieve dificultan este miércoles la circulación en diversos tramos de la red de carreteras de la provincia de Huesca a su paso por el Pirineo aragonés.

Según informa la Dirección General de Tráfico (DGT) en su página web, la nieve obliga al uso de cadenas o de neumáticos de invierno entre los kilómetros 60 a 72 de la carretera A-139, de Benasque a la estación de los Llanos del Hospital, donde está prohibida la circulación de camiones, vehículos articulados y autobuses.

Las mismas restricciones se aplican en la carretera A-2617 entre Benasque y el Ampriu (kms 0 a 12), en la A-1605 a la altura del municipio de Montanuy (40 a 50) y en la A-138 desde Bielsa hasta la antigua aduana con Francia (78 a 92).

En estas condiciones se encuentran, además, dos tramos de la carretera 2606 de Panticosa al Balneario (5 a 10) y a la altura de este mismo municipio pirenaico (0 a 10), así como la A-136 entre Sallent de Gállego y el paso fronterizo del Portalet.

Por otra parte, la niebla dificulta la visibilidad en la carretera A-23, entre los municipios turolenses de Santa Eulalia y Villafranca del Campo (144 a 165).

Así ha amanecido este miércoles Llanos del Hospital

Dos rutas suspendidas en Ribagorza

La nieve caída en Ribagorza en las últimas horas ha dejado alrededor de 15 centímetros en las estaciones de esquí, Aramón Cerler y Llanos del Hospital, si bien ha causado algunos problemas en la red viaria, en concreto en la A-139 hacia Llanos del Hospital, la A-1605 en Montanuy y la A-2617 a Cerler, que provocaron que casi una veintena de alumnos ribagorzanos, correspondientes a las rutas de Cerler y Espluga, no pudieran llegar a clase.

El trayecto más afectado por el Transporte Escolar de la Comarca de la Ribagorza ha sido la de Cerler a Castejón de Sos, impracticable para recoger a los a los alumnos de Cerler, un total de 13, que tenían que se trasladados al IES de Castejón de Sos. La A-2617 no se había limpiado todavía a primera hora.

Por otra parte, un total de 6 alumnos no han llegado a clase a Campo y a Graus, al quedar cortada la ruta a Espluga por un desprendimiento lateral en la calzada. El cierre del tramo afectó a 3 alumnos, dos del CEIP Cerbín de Campo y otro más, del IES Baltasar Gracián de Graus.

Aunque los alumnos finalmente sí han podido ser trasladados, ha habido dificultades en las rutas de Liri, Arasán y Chía hacia Castejón; también en la de las Vilas del Turbón hacia Campo; en la de Catanesa hasta el EIP Montanuy y, por último, en la de Sahún y San Martín de Veri a Castejón de Sos.

Los efectos de la nieve han sido muy beneficiosos, sin embargo, en las estaciones de esquí que podrían adelantar la apertura a este fin de semana. Desde Llanos del Hospital confirmaban unos 14 centímetros de nieve, tras una noche de precipitación, aunque no nevaba a primera hora. En Aramón Cerler, las precipitaciones también fueron intensas ayer por la tarde y durante la noche. 

Además, se ha producido algún retraso, como en la ruta de Gistaín al IES Sobrarbe de Aínsa, donde el alumnado ha llegado finalmente al centro educativo media hora más tarde de lo habitual. 

Etiquetas